Estados Unidos

Veredicto en juicio Floyd inspira a activistas en el mundo

Fue una señal de esperanza para los que luchan por la justicia racial y combaten la brutalidad policial

Associated Press

Associated Press

miércoles, 21 abril 2021 | 11:08

El veredicto de culpable en el juicio por la muerte de George Floyd no solo fue motivo de festejos en Estados Unidos, sino una señal de esperanza para los que luchan por la justicia racial y combaten la brutalidad policial al otro lado del Atlántico, donde Black Lives Matter se ha convertido en una consigna movilizadora.

Pero la lucha dista de haber terminado, dijeron activistas europeos el miércoles.

Un jurado de Minneapolis declaró al exagente de policía Derek Chauvin culpable de todos los cargos de homicidio por la muerte en mayo de Floyd, cuyas últimas palabras, “no puedo respirar”, hicieron eco en todo el mundo.

“El nombre de George Floyd trae esta esperanza, la esperanza de un país que escucha a su pueblo”, dijo Assa Traore, una voz destacada entre los que denuncian la presunta brutalidad policial en Francia y reclaman justicia racial para la gran población negra y norafricana del país.

Traore, que habló en entrevista con The Associated Press, reclama justicia desde 2016 por la muerte de su hermano menor a manos de la policía tras una persecución. No hay una filmación de esa muerte, cuya causa es objeto de una agria disputa. Assa Traore encabezó una manifestación de decenas de miles bajo la consigna Black Lives Matter en París después de la muerte de Floyd.

Malcolm Baker, vocero de Black Lives Matter en Gran Bretaña, dijo que si bien el veredicto inspira a muchos, su país aún tiene un largo camino en la lucha contra el racismo del sistema hacia la población negra. Dijo que, según un informe independiente de 2017, la comunidad negra y las minorías étnicas reciben un trato mucho más duro en todos los ámbitos de la justicia criminal británica.

“Es evidente que el asesinato de George Floyd repercutió en la gente en Gran Bretaña y otros países de Europa”, dijo Baker. Pero las condenas no bastan para resolver el problema porque “no está demostrado que las condenas a agentes de policía reduzcan la violencia policial racista”.

La jefa de derechos humanos de la ONU apuntó el dedo acusador a las prácticas policiales.

“Es hora de pasar de los discursos sobre las reformas y repensar el trabajo policial tal como se realiza en Estados Unidos y otras partes”, dijo Michelle Bachelet. La muerte de Floyd pone de manifiesto todo lo que falta por hacer para “revertir la marea de racismo sistémico que impregna la vida de la gente de ascendencia africana”, dijo.

“La lucha por la justicia continúa”, dijo Bachelet.