Estados Unidos

Uso obligatorio de mascarillas se expande en EU mientras estados y empresas tratan de evitar un tóxico debate

Se han convertido en un improbable símbolo de división partidista y una fuente de mofa sin fin para el presidente Trump

Staff
El Diario de Juárez

jueves, 16 julio 2020 | 15:49

Se han convertido en un improbable símbolo de división partidista y una fuente de mofa sin fin para el presidente Trump.

Aunque este miércoles, las mascarillas estuvieron más cerca de convertirse en la nueva realidad nacional en la vida en Estados Unidos que ha sido arrasada por la pandemia, en la que los negocios, estados y expertos en salud se están comprometiendo a ser la última línea de defensa en contra de una amenaza viral que está creciendo rápidamente, informó The Washington Post.

Hasta la Casa Blanca siguió resistiendo la presión para que se implementara a nivel nacional el uso de mascarillas, abundó la evidencia de que los protectores faciales se estaban convirtiendo en un requisito de facto --- y no sólo en las grandes ciudades en donde su uso ha sido generalizado durante meses.

Los gobernadores de dos estados conservadores --- Alabama y Montana --- comentaron este miércoles que la gente sería obligada a usar mascarillas mientras estuviera en público.

El anuncio ocurre mientras Alabama registró un nuevo pico en un solo día de muertes de Covid-19 y Montana llegó a una nueva cifra alta de casos, lo cual significa que casi la mitad de todos los estados han emitido la orden de usar mascarilla.

Walmart Inc., la cadena de tiendas al detalle más grande del mundo y cuya presencia es esencial en las comunidades rurales del país, emitió el mismo requerimiento para los compradores de sus establecimientos.

Éste es un poderoso grupo comercial que rápidamente adoptó esa opción, generando la esperanza de que otras cadenas importantes lo imiten.

La medida ocurrió horas después que Robert Redfield, director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, declarara que la pandemia del coronavirus --- que ahora está presente en la mayoría del país --- podría “estar bajo control” en uno o dos meses si el público adopta el uso de mascarillas de manera generalizada.