PUBLICIDAD

Estados Unidos

Una nueva amenaza oculta para las elecciones de Estados Unidos

Desafíos legales, combinados con falsas acusaciones de fraude, podrían generar problemas iguales a la elección del 2020

The New York Times

sábado, 23 julio 2022 | 00:56

The New York Times

PUBLICIDAD

Nueva York.— Han pasado más de nueve semanas desde las elecciones primarias de Pennsylvania y la elección aún no ha sido certificada.

La razón es que tres condados -Berks, Fayette y Lancaster- se rehúsan a procesar los votos por ausencia que fueron recibidos a tiempo y son válidos, excepto que el votante no escribió la fecha en la declaración impresa en el sobre de la boleta para votar.

PUBLICIDAD

El procurador general de Pennsylvania ha argumentado ante la corte en medio de una demanda en contra de esos tres condados que el estado no certificará los resultados a menos que incluyan cada boleta que fue emitida legalmente en esa elección.

Este problema en Pennsylvania es el intento más reciente de los condados conservadores para alterar, retrasar o intervenir con el proceso de certificación de la elección en todo el estado, un procedimiento administrativo que normalmente es ceremonial y que se convirtió en el objetivo del intento que hizo Donald Trump para anular la elección del 2020.

Eso también ha ocurrido en otros estados. A principios de este año, el Condado Otero, un área rural conservadora situada en el sur de Nuevo México, se rehusó a certificar su elección primaria, citando teorías de conspiración acerca de las máquinas para votar, aunque ningún comisionado de condado presentó evidencia para legitimar su preocupación.

Eventualmente, bajo la amenaza de una acción legal del procurador general del estado y una orden de la Suprema Corte Estatal, los comisionados cedieron y certificaron los 7 mil 300 votos del condado.

Los grupos a favor de la democracia consideran el rechazo del Condado Otero a certificar los resultados como una advertencia de una posible y grave crisis futura, y expresaron su preocupación acerca de la manera en que un estado podría certificar una elección presidencial bajo circunstancias similares.

El enfrentamiento en Pennsylvania es muy probable que sea menos severo. La batalla sobre los sobres que no tienen fecha en ese estado también es un presagio de lo que es probable que sea otra temporada de elecciones llena de litigios, en la que los integrantes de un partido tratarán de disputar todos los votos que sean posibles para ayudar a ganar a sus candidatos, utilizando tecnicismos y errores no materiales en un esfuerzo para cancelar los votos.

Expertos electorales aseguran que tales desafíos legales, combinados con falsas acusaciones de fraude, podrían generar caos iguales a la elección del 2020.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search