Estados Unidos

Trump infectado: lo que sabemos y lo que no sabemos

Según la Casa Blanca el mandatario y su esposa están experimentando síntomas leves

Associated Press / Melania y Donald Trump

The New York Times

viernes, 02 octubre 2020 | 13:54

Washington— El presidente Trump dio positivo por el coronavirus y está experimentando síntomas leves, según la Casa Blanca, pero aún se desconoce mucho al respecto.

El presidente y la primera dama, que también dio positivo, están aislados en la Casa Blanca por el momento y su horario público ha sido cancelado en gran parte, pero los funcionarios de la Casa Blanca dijeron que sigue a cargo y puede cumplir con sus deberes. El vicepresidente Mike Pence dio negativo en la prueba del virus, según los funcionarios.

Esto es lo que se conoce y se desconoce en este momento.

¿Cómo está el presidente?

La Casa Blanca no ha dado una descripción detallada de la condición de Trump, pero Mark Meadows, su jefe de gabinete, dijo el viernes por la mañana que el presidente está experimentando "síntomas leves" mientras sigue en contacto con asistentes sobre cuestiones laborales.

¿Qué significa esto para el presidente?

Trump y Melania Trump, la primera dama, están aislados en la Casa Blanca por el momento y el calendario de mítines de campaña del presidente está cancelado por ahora. La Casa Blanca no ha dicho cuánto tiempo tendrá que permanecer aislado, pero podrían ser semanas.

¿Cuál es el pronóstico?

Si bien el coronavirus es mucho más letal que la gripe ordinaria, la gran mayoría de las personas infectadas por él se recuperan, especialmente si no hay una afección subyacente, pero la amenaza aumenta con la edad. A los 74 años, el presidente se encuentra en el grupo de edad más vulnerable al virus. Ocho de cada 10 muertes que se le atribuyen en los Estados Unidos han ocurrido entre las personas de 65 años o más. Trump corre un riesgo adicional debido a su peso, que se clasifica formalmente como obeso.

¿Qué pasa si se enferma gravemente?

Por el momento, se dice que Trump se encuentra lo suficientemente bien como para cumplir con sus deberes. Si la enfermedad empeorara, el presidente bajo la Enmienda 25 podría transferir temporalmente sus poderes a Mike Pence, con el envío de cartas de transmisión al presidente de la Cámara y al presidente del Senado y luego reclamarlas de vuelta una vez se recupere.

¿Quién más está infectado?

Hope Hicks, una de las asesoras más cercanas del presidente, dio positivo el jueves, lo que generó preocupación por el presidente. Ronna McDaniel, la presidenta del Comité Nacional Republicano que estuvo con el presidente el viernes pasado, también dio positivo. Trump, que casi nunca usa cubrebocas, ha estado cerca de varios funcionarios de la Casa Blanca, agentes del Servicio Secreto, ayudantes militares y otras personas que ahora se están haciendo la prueba.

¿Cómo se contagió?

Mucha atención se ha centrado en la asistente Hicks porque su condición hizo saltar las alarmas en la Casa Blanca, pero no está del todo claro cómo se infectó el presidente. Ha estado en entornos abarrotados repetidamente durante la última semana y es posible que haya sido él quien infectó a Hicks, y no al revés. La administración dijo que ha comenzado a rastrear sus contactos con personas que han estado cerca de ambos.

Pero cada vez se habla más de que la posible fuente de propagación fue la ceremonia en el jardín de rosas de la Casa Blanca el sábado pasado, cuando Trump anunció la nominación de la jueza Barrett, un evento en el que pocos usaban cubrebocas o se mantenían socialmente distantes. Hasta ahora, varias personas que estuvieron allí han dicho que desde entonces dieron positivo, incluido el senador Mike Lee, republicano de Utah, y el reverendo John I. Jenkins, presidente de la Universidad de Notre Dame.