Tratarán demócratas de frenar desvío de fondos para muro

Planean forzar una votación en las próximas semanas para poner fin a la declaración de emergencia de Trump en la frontera

The New York Times
martes, 10 septiembre 2019 | 10:29
The New York Times |

Washington.- Los demócratas del Senado planean forzar una votación en las próximas semanas para poner fin a la declaración del presidente Trump de una emergencia nacional en la frontera suroeste, presionando a los republicanos a que se opongan a los planes del presidente de utilizar dinero designado a proyectos en sus estados para construir un muro fronterizo.

El senador Chuck Schumer de Nueva York, el líder de la minoría, anunció planes para proponer la medida ante el pleno el martes, días después de que el Pentágono diera a conocer una lista de proyectos de construcción militar cuyos fondos serán desviados para pagar el muro en apego a la declaración de emergencia nacional emitida en febrero.

No es probable que la medida le ponga fin a la declaración de emergencia, lo que requeriría de una mayoría de dos tercios en el Senado, el cual sigue bajo el control de los republicanos, quienes han demostrado tener poco apetito por desafiar a Trump. Pero los demócratas están ansiosos por obligar a los republicanos a tomar una decisión políticamente dolorosa entre rechazar el muro de Trump o respaldar explícitamente una medida que privará a sus estados de codiciados fondos federales.

La táctica de los demócratas señala una apertura combativa a las negociaciones ya tensas en las próximas semanas sobre el gasto federal, en el que los republicanos y los demócratas deben resolver una variedad de diferencias para evitar un cierre del gobierno en el otoño.

La votación será particularmente difícil para los republicanos políticamente vulnerables que finalmente decidieron apoyar la declaración del presidente, solo para ver cómo algunos proyectos en sus estados quedaban privados de fondos para pagar por el muro. Los senadores Martha McSally de Arizona y Thom Tillis de Carolina del Norte, por ejemplo, enfrentan duras campañas de reelección. Y los demócratas en ambos estados no repararon en lanzar fuertes críticas contra ellos por aprobar el plan del presidente.