Estados Unidos

Tratan republicanos de reducir plan de infraestructura de Biden

Los demócratas lograron que fuera aprobada por el Congreso a pesar de sus vigorosas objeciones

The New York Times

The New York Times

jueves, 22 abril 2021 | 19:58

Washington— Los republicanos del Senado ofrecieron este jueves una contra-propuesta por 568 mil millones de dólares al plan de infraestructura del presidente Biden por 2.3 billones de dólares, estableciendo un punto de partida que esperan pueda dar lugar a negociaciones bipartidistas para disminuir considerablemente el plan del presidente y poder eludir los incrementos a los impuestos corporativos que él pretende utilizar para financiarlo.

Pero aunque la Casa Blanca recibió la propuesta como un paso positivo, hay pocos indicios de que Biden o los demócratas del Congreso puedan aceptar cualquier cosa cercana a un paquete que muchos de ellos descartaron y lo consideraron insuficiente para las necesidades de la economía y como una carga injusta a los contribuyentes de clase media.

Los republicanos están trabajando para evitar lo que les sucedió con la primera gran iniciativa económica, la propuesta de alivio económico contra la pandemia por 1.9 billones de dólares que los demócratas lograron que fuera aprobada por el Congreso a pesar de sus vigorosas objeciones, debido a que los sondeos mostraron que era ampliamente popular entre el público.

Ansiosos por ponerle la marca de su partido al plan, un grupo de republicanos moderados acudieron a la Casa Blanca para ofrecer una alternativa que es la tercera parte del tamaño de la de Biden y salieron optimistas de que una negociación bipartidista podría seguir a eso.

Por el contrario, se dieron cuenta rápidamente que fueron dejados a un lado debido a que los demócratas podrían usar el proceso de reconciliación presupuestaria para proteger su propio paquete de las maniobras de obstaculización y aprobar el plan únicamente con el voto demócrata.

Aunque el presidente mostró interés en la propuesta del Partido Republicano sobre su plan de infraestructura, los republicanos están preocupados de que Biden los deje fuera del proceso una vez más.