Estados Unidos

Tormenta Beta toca tierra en la costa de Texas

Registra vientos máximos sostenidos de 72k km/h

Associated Press
Associated Press

Associated Press

martes, 22 septiembre 2020 | 06:35

Houston— La tormenta tropical Beta llegó a la costa de Texas el lunes en la noche.

El meteoro tocó tierra a unos 8 kilómetros (5 millas) al norte de Port OÇonnor, Texas, con vientos máximos sostenidos de 72k km/h (45 mph), dijo el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés). Sus vientos se debilitaron en los últimos días en su lento avance hacia la costa.

Beta fue la novena tormenta con nombre que llega a la costa continental estadounidense este año, igualando el récord de 1916, según Phil Klotzbach, investigador de huracanes de la Universidad Estatal de Colorado. Además, es la primera con nombre de letra griega que llega a territorio de Estados Unidos. Los meteorólogos agotaron las letras del alfabeto tradicional y tuvieron que recurrir al griego por segunda vez desde la década de 1950.

La gran duda en torno a Beta es cuánta lluvia arrojará sobre zonas que ya han sido golpeadas por otros meteoros en esta ajetreada temporada de huracanes.

“Esta es probablemente la parte más incierta del pronóstico”, dijo Dan Reilly, meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología en la oficina de Houston-Galveston, en referencia a las precipitaciones de Beta.

Los pronósticos iniciales de hasta 51 centímetros (20 pulgadas) de lluvia en algunas zonas, se redujeron el lunes a 38 centímetros (15 pulgadas). Condados de la costa texana probablemente recibirían de 10 a 15 centímetros (4 a 6 pulgadas) y tierra adentro habría entre 5 y 10 centímetros (2 a 4 pulgadas), agregó Reilly.

Meteorólogos y funcionarios aseguraron a los residentes que no prevén que Beta se convierta en otro huracán Harvey o en la tormenta tropical Imelda. En 2017, Harvey dejó más de 127 centímetros (50 pulgadas) de lluvia en Houston y causó daños valorados en 125.000 millones de dólares. Imelda, que impactó en el sureste de Texas el año pasado, fue uno de los ciclones con más precipitaciones de los que se tenga registro.

La previsión contempla marejadas ciclónicas de hasta 1.2 metros (4 pies) de Port Aransas a Sabine Pass, en Texas.

Se espera que Beta avance hacia el noreste a lo largo de la costa texana en los dos próximos días, debilitándose hasta convertirse en depresión para cuando llegue a la zona de Houston-Galveston el miércoles, antes de enfilar hacia Luisiana en algún punto a media semana, indicaron los meteorólogos. Hay posibilidades de inundaciones súbitas en Arkansas y Mississippi a medida que el sistema avance tierra adentro.

En Galveston, una ciudad isleña al sureste de Houston, algunas de las calles ya estaban anegadas por el oleaje, que también causó el colapso de una parte de un popular muelle de pesca.

Partes de la costa de Alabama y del Panhandle de Florida siguen recuperándose de los efectos del huracán Sally la semana pasada.

El huracán Teddy estaba a unos 475 kilómetros (295 millas) al noreste de Bermuda el lunes en la noche y avanzaba hacia Nueva Escocia. Tenía vientos máximos sostenidos de 160 km/h (100 mph) y avanzaba en dirección norte a 40 km/h (25 mph), alejándose del adinerado territorio británico, según el NHC en Miami. Se espera que pierda fuerza hasta convertirse en ciclón postropical antes de llegar a Nueva Escocia el miércoles.