PUBLICIDAD

Estados Unidos

Tomó policía en Uvalde la ‘decisión equivocada’

Pese a llamadas desesperantes al 911 desde interior escuela, se manejó como si fuera un atrincherado y no atacaron: DPS

Staff
El Diario de El Paso

viernes, 27 mayo 2022 | 11:15

Associated Press | Policías de Uvalde en la zona de la masacre

PUBLICIDAD

El Paso— El director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steven McCraw, admitió hoy que los policías tomaron la “decisión equivocada” al no irrumpir de inmediato en el salón de clases donde el pistolero de Uvalde, Salvador Ramos, estaba matando a niños y maestros.

“En retrospectiva, desde donde estoy sentado ahora, por supuesto que no fue la decisión correcta”, dijo el viernes. “Fue la decisión equivocada, punto, no hay excusa para eso”.

PUBLICIDAD

McCraw dijo que los oficiales trataron la situación como si estuvieran lidiando con un "sujeto atrincherado", dándoles tiempo para recuperar las llaves del salón de clases y esperar más refuerzos con equipo táctico. Pero en realidad, todavía era una situación de tirador activo, con niños en la habitación que "claramente" seguían en riesgo, dijo.

“Por lo que sabemos, debería haber habido una entrada lo antes posible”, dijo. “Cuando hay un tirador activo, las reglas cambian, ya no es un tema bloqueado, no tenemos tiempo”.

McCraw leyó en voz alta resúmenes de llamadas desesperadas al 911 realizadas desde el interior de la escuela mientras más de una docena de oficiales se encontraban en un pasillo lleno de gente fuera del salón de clases donde Ramos cometió su masacre. A las 12:03 p.m., más de 25 minutos después de que llegaran los primeros policías, una persona no identificada desde el interior de la escuela pidió ayuda, susurrando que estaba en la habitación 112.

A las 12:10 horas, esa persona volvió a llamar para decir que habían asesinado a “múltiples” personas. A las 12:16, volvió a llamar para decir que “de ocho a nueve estudiantes” aún estaban vivos. Se hicieron varias llamadas más pidiendo ayuda, incluida la llamada a las 12:47 p.m. en el que alguien instó a los despachadores a “enviar a la policía ahora”. No fue hasta las 12:50 p. m. que unidades tácticas asaltaron el salón de clases, matando a Ramos.

McCraw proporcionó un cronograma más detallado de la respuesta policial, incluida la confirmación de que los oficiales estaban en la escena dos minutos después de que Ramos comenzara a disparar contra la escuela, pero reveló que la agonizante espera para irrumpir en el salón de clases fue de una hora y 15 minutos, incluso más que primer pensamiento.

McCraw dijo que Ramos estrelló su camioneta afuera de la escuela a las 11:27 a.m. y disparó a dos personas afuera de una funeraria al otro lado de la calle. A las 11:31 a. m. estaba en el estacionamiento de la escuela y disparando contra la escuela, casi al mismo tiempo que un maestro llamó al 911 para informar el accidente y un hombre con un arma, dijo McCraw.

Un oficial armado del distrito escolar de Uvalde no estaba en el lugar, pero escuchó la llamada al 911 y corrió a la escuela hacia "lo que pensó que era un hombre con un arma en la parte trasera de la escuela, pero resultó ser un maestro". dijo McCraw.

“Condujo justo al lado del sospechoso que estaba agazapado por un vehículo donde comenzó a disparar en la escuela”, agregó.

A las 11:33 a.m., Ramos había ingresado a la escuela por una puerta trasera que un maestro había dejado abierta minutos antes mientras buscaba un teléfono, dijo.

En el espacio de solo unos minutos, la mayoría de los disparos fueron realizados. “Se lanzaron cientos de rondas en las aulas”, dijo.

Durante ese tiempo, a las 11:35 horas, llegaron rápidamente tres policías de Uvalde seguidos de cuatro policías locales más. Pero les dispararon, por lo que pidieron refuerzos. A las 12:15 había oficiales de la unidad BORTAC de élite de la Patrulla Fronteriza y otros 19 oficiales locales abarrotados en el pasillo

McCraw dijo que, después de la ráfaga inicial de cientos de rondas, los disparos solo se habían vuelto esporádicos, por lo que los oficiales pensaron erróneamente que Ramos se estaba protegiendo de la policía. “La creencia era que puede que no haya nadie viviendo en ese momento”, dijo.

No fue hasta las 12:50 p. m. que irrumpieron en la puerta usando llaves que obtuvieron de un conserje porque las aulas interconectadas estaban cerradas.

“¿Qué les digo a los padres? No tengo nada que decirles a los padres, aparte de lo que pasó. No estamos aquí para defender lo que pasó, estamos aquí para denunciar los hechos para que tengan los hechos”, dijo. “Si pensara que ayudaría, me disculparía”.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search