Estados Unidos

Testimonio de embajador socava argumento de Trump sobre presión a Ucrania

El gobierno de Kiev supo de la retención de ayuda militar en agosto, contrario a lo que afirma el presidente de EU

The New York Times

The New York Times

miércoles, 23 octubre 2019 | 11:43

Kiev.- Para los demócratas que dicen que la decisión del presidente Trump de congelar un paquete de ayuda militar de 391 millones de dólares a Ucrania fue tomada con la intención de intimidar al líder de Ucrania a que abriera investigaciones para beneficio político de Trump, el presidente y sus aliados han tenido una respuesta simple: no pudo haber ningún tipo de acción condicionada debido a que los ucranianos no sabían que la ayuda había sido bloqueada.

Pero tras el testimonio de William B. Taylor Jr. el principal diplomático de Estados Unidos en Ucrania, ante los investigadores de la Cámara de Representantes el martes de que el congelamiento de la ayuda estaba directamente relacionado con las exigencias de Trump, el presidente recurrió a Twitter el miércoles por la mañana para citar a un miembro republicano del Congreso diciendo que ni Taylor ni ningún otro testigo habían “dado testimonio de que los ucranianos estuvieran conscientes de que se estaba reteniendo la ayuda militar”.

Pero, de hecho, la noticia del congelamiento de la ayuda había llegado a funcionarios ucranianos de alto nivel durante la primera semana de agosto, según entrevistas y documentos obtenidos por The New York Times.

El problema no fue una falla burocrática, se les dijo a los ucranianos entonces. Para abordarlo, se les aconsejó que debían comunicarse con Mick Mulvaney, jefe del gabinete de la Casa Blanca, según las entrevistas y los registros.

El momento de las comunicaciones sobre el tema, que no se han informado previamente, muestra que Ucrania sabía que la Casa Blanca estaba reteniendo los fondos semanas antes de lo que funcionarios de Estados Unidos y de Ucrania habían sostenido. Esto significa que el gobierno ucraniano estaba al tanto de la congelación de los fondos durante la mayor parte del mes de agosto, cuando el abogado personal de Trump, Rudolph W. Giuliani, y dos diplomáticos estadounidenses presionaron al presidente Volodymyr Zelensky de Ucrania a que se comprometiera públicamente a abrir las investigaciones solicitadas por Trump.