Estados Unidos

Terminan política de 'tolerancia cero' en frontera

La política de la era Trump implicó miles de separaciones de familias

Reforma
Reforma

Associated Press

martes, 26 enero 2021 | 16:06

Washington.- El Departamento de Justicia de EU rescindió este martes un memorando de la era Trump que estableció la política de "tolerancia cero" en la frontera sur, que resultó en la separación de miles de familias migrantes. 

El fiscal general interino, Monty Wilkinson, emitió un nuevo memorando a fiscales en el país, diciendo que el departamento regresaría a sus políticas previas e instruyó a actuar con base en los casos individuales.

"De acuerdo con este principio de larga data de hacer evaluaciones individualizadas en casos criminales, estoy rescindiendo- con efecto inmediato- la directiva", dijo Wilkinson en el documento.

La política de "cero tolerancia" significaba que cualquier adulto cruzando la frontera sería acusado por entrar ilegalmente en el país. Como los niños no pueden ser mantenidos en cárceles con sus parientes, las familias fueron separadas en la frontera y los menores fueron llevados a instalaciones de la Secretaría de Salud y Servicios Humanos.

Aunque rescindir la medida es en parte simbólica, deshace una de las políticas más impopulares de la Administración Trump, que fue causante de la separación de más de 5 mil 500 niños de sus padres en la frontera.

La mayoría de las familias no han sigo perseguidas legalmente desde 2018, cuando se detuvieron las separaciones, aunque siguen ocurriendo a menor escala.

El nuevo presidente de EU, Joe Biden, emitió decretos para revertir las políticas antimigrantes del ex Mandatario Donald Trump, pero tomará más que eso para que hay un efecto real en el cambiado panorama político.

Algunos de los padres de los menores separados han sido deportados, por lo que muchas familias siguen separadas. Activistas han pedido a Biden que reunifique a estas familias en Estados Unidos.

Un reporte reciente de un órgano de revisión interna determinó que el Presidente Trump y su entonces fiscal Jeff Sessions sabían que la política era un desastre y que implicaría separaciones de familias y aún así siguieron con ella en su intento por frenar la migración ilegal.

 El reporte halló además que hubo una pérdida de 227 millones de dólares en los fondos federales.