Estados Unidos

Temiendo una derrota electoral, senadores republicanos se alejan de Trump

Están tratando de salvarse a sí mismos y apresurándose a reestablecer su reputación ante los desalentadores números en los sondeos

Associated Press

The New York Times

viernes, 16 octubre 2020 | 23:15

Durante casi cuatro años, los congresistas republicanos han eludido una interminable lluvia de declaraciones ofensivas y comportamiento fuera de la norma del presidente Trump, ignorando sus cáusticos y dispersos comentarios en Twitter y doblegándose ante el desdeño de la ortodoxia del partido y permaneciendo en silencio mientras él abandonaba a sus aliados militares, atacaba a las instituciones estadounidenses y alentaba los temores racistas y nativistas.

Pero ahora, a menos de tres semanas de la elección, y al enfrentar desalentadores números en los sondeos de opinión y un flujo de dinero y entusiasmo por los demócratas que ha puesto en peligro la mayoría en el Senado, los republicanos del Capitolio están empezando a poner distancia públicamente entre ellos y el presidente.

Ese cambio indica que muchos republicanos, han concluido que Trump va a enfrentar una derrota en noviembre, y están tratando de salvarse a sí mismos y apresurándose a reestablecer su reputación y marca política debido a los próximos problemas de identidad que tendrá el Partido Republicano.

El senador Ben Sasse de Nebraska se distanció de Trump en una asamblea telefónica que tuvo este miércoles con su electorado, condenando la respuesta de Trump a la pandemia del coronavirus y acusándolo de “flirtear” con dictadores y supremacistas blancos y de alienar a los votantes de una manera tan amplia que podría provocar una “carnicería republicana” el próximo mes.

El senador Lindsey Graham de Carolina del Sur, uno de los aliados más vocales del presidente, pronosticó que el mandatario podría perder la Casa Blanca, y el senador Ted Cruz de Texas recientemente advirtió de un “baño de sangre republicano de proporciones parecidas al Watergate”.