Estados Unidos

Suspende EU expulsiones de familias centroamericanas

México ahora solo acepta adultos solteros, no familias ni niños, dijo un funcionario estadounidense

Archivo / Agencia Reforma / Familias de migrantes en un centro de detención

Agencia Reforma

miércoles, 03 febrero 2021 | 21:36

Ciudad de México— El Gobierno de México ha dejado de aceptar a familias centroamericanas que son expulsadas por Estados Unidos, por lo que muchas han sido liberadas en ciudades fronterizas en el país, dijeron funcionarios estadounidenses a The Washington Post.

Esto, señala el medio, podría deberse a nueva ley aprobada en noviembre en el País, que ordena que los niños y las familias ya no puedan permanecer en centros de detención de inmigrantes, una reforma que fue aplaudida por grupos de derechos humanos. Bajo esa ley, los menores deben ir directamente a refugios, pero muchos ya están llenos en la frontera.

La decisión ha significado que Estados Unidos ha tenido que liberar a familias de migrantes en ciudades del sur de Estados Unidos en un número cada vez mayor, según el medio.

En un comunicado, la portavoz de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Stephanie Malin, reconoció un aumento en el número de familias liberadas después de cruzar la frontera.

"CBP ha visto un aumento constante en los encuentros fronterizos desde abril de 2020, lo que, agravado por las restricciones de Covid-19 y las pautas de distanciamiento social, ha provocado que algunas instalaciones alcancen la capacidad máxima de retención segura", dijo Malin, en un comunicado, según el medio. "Siempre que sea posible, buscamos alternativas a la detención en los casos en que la ley lo permita".

De acuerdo con una norma impuesta por la Administración de Donald Trump con la justificación del coronavirus, las autoridades podían expulsar directamente a los indocumentados que ingresaran al país sin tener que realizar los procedimientos normales.

"México ahora solo acepta adultos solteros, no familias ni niños", dijo un funcionario estadounidense que, como otros, no estaba autorizado a hablar públicamente sobre el cambio.

Muchos de los centros para migrantes del sur de Estados Unidos han sido sobrepasados, debido a que han reducido a la mitad su capacidad en la pandemia.

En el Valle del Río Grande en el sur de Texas, el tramo más transitado de la frontera con cruces ilegales, adultos que llegan con niños son llevados a la estación de la Patrulla Fronteriza en McAllen para ser procesados y luego, por lo general, los liberan al interior de Estados Unidos, dijeron funcionarios fronterizos al medio.

Funcionarios también compartieron al medio su preocupación sobre que muchos de los migrantes centroamericanos son liberados en Estados Unidos sin que se les realice una prueba de coronavirus, debido a que la CBP no tiene la capacidad para hacerlo.

La parte sur de Texas, señala el Post, es una de las más afectadas y con una de las tasas de muerte más altas del estado.

La Administración de Joe Biden ha puesto en marcha una revisión de varias de las políticas migratorias de Estados Unidos impuestas durante la era de Donald Trump, sin embargo, han señalado que no es posible revertirlas inmediatamente para no crear caos en la frontera.