Suman 23 muertos por tornado en Alabama

Varias personas más resultaron heridas, de las cuales dos se encuentran en cuidados intensivos

Associated Press
lunes, 04 marzo 2019 | 07:10

Beauregard.- Un tornado barrió el sureste de Alaba el domingo dejando al menos 23 fallecidos y varios heridos más en una jornada en la que un sistema de fuertes tormentas causó daños catastróficos y otros tornados en el sureste de Estados Unidos.

``Desafortunadamente, nuestro conteo, en lo que respecta a víctimas mortales, está en 23 en este momento", dijo el jefe de policía del condado de Lee, Jay Jones, a la televisora WRBL-TV. Dos heridos estaban en cuidados intensivos, agregó.

Drones sobrevolaron la zona equipados con sensores térmicos en busca de sobrevivientes, pero las peligrosas condiciones suspendieron la operación el domingo en la noche, comentó Jones añadiendo que ``la devastación es increíble". El intenso operativo de búsqueda en tierra se reanudará el lunes por la mañana.

Jones dijo que el tornado cayó directamente sobre una transitada vía de la comunidad rural de Beauregard, y que el sendero de destrucción es de al menos unos 800 metros (media milla). Viviendas y casas rodantes fueron destruidas y algunas residencias quedaron reducidas a escombros, apuntó. En declaraciones previas a reporteros señaló que varias personas fueron hospitalizadas, algunas con ``heridas muy graves".

El forense del condado de Lee, Bill Harris, dijo a The Associated Press que tuvo que solicitar ayuda del estado debido a que había más cadáveres de los que podía procesar su equipo de cuatro personas.

Decenas de elementos de emergencia se apresuraron a unirse a las labores de búsqueda y rescate en el condado de Lee después de que los meteorólogos señalan que creen que un gran tornado tocó tierra ahí la noche del domingo, desencadenado por un potente sistema de tormentas que también afectó partes de Georgia, Carolina del Sur y Florida.

Radares y evidencia en video mostraron lo que parecía ser un gran tornado cruzando el área de Beauregard poco después de las 2 de la tarde del domingo, dijo Meredith Wyatt, de la oficina del Servicio Nacional de Meteorología en Birmingham.

``Al parecer permaneció en tierra durante al menos una milla (1,6 kilómetros) o tal vez más", dijo Jones a la AP.

Al caer la noche del domingo, la lluvia había cesado y los escombros de metal y las ramas de los árboles quedaron esparcidos por las calles de Beauregard. Dos vehículos policiacos bloquearon el acceso a los reporteros a la zona más afectada. Muchos lugares parecían no contar con servicio eléctrico.

``A la gran gente de Alabama y zonas vecinas: Por favor tengan cuidado y manténganse a salvo. A las familias y familiares de las víctimas y heridos, Dios los bendiga a todos", tuiteó el presidente Donald Trump la noche del domingo.

Rita Smith, portavoz de la Agencia de Manejo de Emergencias del condado Lee, indicó que unos 150 rescatistas se unieron a la búsqueda tras el paso de la tormenta en Beauregard, una comunidad a unos 95 kilómetros (60 millas) al este de Montgomery, la capital estatal. Se podía ver a por lo menos un perro entrenado con los equipos de búsqueda y varias ambulancias y vehículos de emergencia.

No se habían reportado fallecimientos en condados de Alabama dañados por la tormenta fuera del condado Lee, dijo Gregory Robinson, portavoz de la Agencia de Manejo de Emergencias de Alabama. Sin embargo, dijo también que los rescatistas aún evalúan los daños en varios condados del suroeste del estado.

Se emitieron numerosas advertencias de tornado el domingo por la tarde en partes de Alabama, Georgia, Florida y Carolina del Sur. Los meteorólogos indicaron que confirmaron otros tornados en la región por medio del radar, y que el lunes enviarían equipos para evaluar la situación en esas zonas.

En el poblado rural de Talbotton, en Georgia, a unos 130 kilómetros (80 millas) al sur de Atlanta, un puñado de personas resultaron heridas ya sea por poderosos vientos en línea recta o un tornado que destruyeron varias casas móviles y dañaron otros edificios, dijo Leigh Ann Erenheim, directora de la Agencia de Manejo de Emergencias del condado Talbot.

En tomas difundidas por televisión podían apreciarse edificios aplastados con los tejados desprendidos, vehículos volcados y escombros por todas partes. Los árboles se habían quedado sin ramas.

``En la última verificación que realicé había entre seis y ocho lesiones", indicó Erenheim en una entrevista telefónica. ``Hasta donde sé se trata de heridas menores, aunque un señor dijo que podría tener su pierna fracturada".

En las revisiones en las viviendas y estructuras dañadas no se habían encontrado lesionados graves ni fallecimientos.

Henry Wilson, de la Agencia de Manejo de Emergencias del condado Peach cerca de Macon en el centro de Georgia, dijo que un granero había sido destruido y árboles y postes de electricidad habían sido derribados en la zona, por lo que muchas personas se quedaron sin luz.

Por otro lado, por medio de radar se confirmó la presencia de un tornado en el extremo noroccidental de Florida el domingo por la tarde.

Posteriormente fue bloqueada una porción de la carretera interestatal 10 en una dirección en el condado Walton, en esa región, dijo Don Harrigan, funcionario del Servicio Nacional de Meteorología en Tallahassee.

Se esperaba que la amenaza de tormentas continuara hasta el domingo por la noche. Había una advertencia de tornados para gran parte del este de Georgia, así como para una amplia región de Carolina del Sur.