Sufren republicanos por decisiones de Trump

La emergencia fronteriza arrastrará al Partido Republicano a una arriesgada pelea antes del 2020

El Diario de Juárez
sábado, 16 febrero 2019 | 13:37
Associated Press

Washington— La decisión que tomó el presidente Trump de intentar construir unilateralmente un muro en la frontera con México, está arrastrando a su partido a un torbellino de drama e inquietud  —una medida que podría ayudar a que su reelección en el 2020 sea a costa de sus compañeros republicanos, según dijeron este viernes numerosos funcionarios del Partido Republicano, publicó The Washington Post.

El intento de Trump de eludir al Congreso pone a los legisladores republicanos —incluyendo a muchos senadores vulnerables que desean reelegirse para el próximo ciclo— en una posición de tener que escoger entre el líder de su partido y su oposición a las acciones del ejecutivo que se han extralimitado.

Si apoyan la declaración de emergencia de Trump, a muchos legisladores les preocupa que puedan estar dando luz verde a la Casa Blanca para que pueda infringir el poder constitucional del Congreso. Pero si se oponen se arriesgan a recibir la furia de la base política de Trump — y tal vez los desafíen en las elecciones primarias.

No se sabe si los críticos más feroces del Partido Republicano van a votar para desaprobar su declaración de emergencia, este viernes, pocos estuvieron dispuestos a hablar del asunto.

“Se trata de una receta desastrosa para Mitch McConnell, el líder de la mayoría en el Senado y para sus compañeros republicanos en el 2020”, comentó Dan Eberhart, un ejecutivo de la industria petrolera y donador del Partido Republicano.  “Si optan por estar en contra de la declaración de emergencia de Trump ofenderían a los moderados o podrían hacer enojar a Trump y arriesgarse a ser derrotados en unas primarias apoyadas por Trump”.

La lucha interna del partido llegará en cuestión de semanas, ya que los demócratas de la Cámara pretenden aprobar una resolución que eche abajo la declaración de emergencia de Trump.

De acuerdo a las reglas del Congreso, esa resolución podría llegar automáticamente al Senado para que sea votada en cuestión de días, y eso forzará a los republicanos a tomar una postura.