Estados Unidos

Sopesa Pompeo designar a Cuba como país que patrocina el terrorismo

Se trata de una medida de política exterior de última hora que podría complicar los planes de la entrante administración de Biden

The New York Times

The New York Times

martes, 29 diciembre 2020 | 18:52

Estados Unidos— Funcionarios del Departamento de Estado han redactado una propuesta para designar a Cuba como un país que patrocina el terrorismo, una medida de política exterior de última hora que podría complicar los planes de la entrante administración Joe Biden para relajar la creciente presión estadounidenses en la Habana.

Restando tres semanas para el Día de la Inauguración, el secretario de Estado Mike Pompeo debe decidir si debe firmar el plan, de acuerdo a dos funcionarios de Estados Unidos, una medida que también podría servir como un agradecimiento para los cubanoamericanos y otros latinos anti-comunistas en Florida que apoyaron sólidamente al presidente Trump y sus compañeros republicanos en la elección de noviembre.

No se sabe si Pompeo ha decidido seguir adelante con la designación. Sin embargo, los demócratas y expertos en política exterior creen que Trump y sus funcionarios de alto rango están ansiosos por encontrar maneras de frenar los primeros meses en el poder del presidente electo Joseph R. Biden y hacer que sea más difícil que Biden revierta las políticas de la Era Trump en el extranjero.

En las últimas semanas, funcionarios de Trump han buscado incrementar la presión estadounidense y las sanciones contra China e Irán.

Al detectarse que un país “ha proporcionado apoyo en repetidas ocasiones para actos de terrorismo internacional”, según la descripción oficial del Departamento de Estado sobre un país que patrocina el terrorismo, automáticamente genera sanciones de Estados Unidos en contra de ese gobierno. Si es agregado a la lista, Cuba podría unirse a otras tres naciones: Irán, Corea del Norte y Siria.

La administración Biden podría moverse rápidamente para sacar a Cuba de esa lista. Pero hacerlo podría requerir algo más que un plumazo presidencial. El Departamento de Estado podría realizar una revisión formal, un proceso que podría tomar varios meses.