PUBLICIDAD

Estados Unidos

¿Son ilegales los medicamentos para abortar que son enviados por correo?

El final del caso Roe contra Wade hará poca diferencia inmediata respecto al acceso a esos fármacos

The New York Times

sábado, 25 junio 2022 | 00:57

The New York Times

PUBLICIDAD

Nueva York.— En la mayoría de los estados sigue siendo legal recibir medicamentos para abortar por correo, lo cual ha sido permitido desde diciembre del 2021, cuando la Administración de Alimentos y Medicamentos levantó la restricción que requería que las pacientes obtuvieran las píldoras de un proveedor certificado.

Hay 19 estados que ya prohibieron el uso de telesalud para prescribir medicamentos contra el aborto al requerir que los médicos estén presentes cuando se administren los fármacos.

PUBLICIDAD

El Instituto Guttmacher, una organización de investigación que apoya el derecho al aborto, encontró que en el 2020, los medicamentos contra el aborto —dos píldoras de mifepristona y misoprostol— representaban más de la mitad del total de abortos.

El final del caso Roe contra Wade hará poca diferencia inmediata respecto al acceso a esos fármacos, aunque expertos legales dicen que eso podría cambiar cuando más leyes sean certificadas.

Algunas empresas de telemedicina están esperando que las leyes anti-aborto entren en vigor, pero se comprometieron a seguir enviando por correo los medicamentos mientras tanto.

Aid Access, un servicio europeo ha seguido enviándoles píldoras a las mujeres de Estados Unidos independientemente de las leyes que haya en su estado, y es probable que eso no se vea afectado por la reciente decisión.

Generalmente, los legisladores anti-aborto están siendo cautelosos de no castigar a las personas que desean abortar, comentó Mary Zeigler, profesora de Derecho de la Universidad de California en Davis.

Ellos tienden a enfocarse en las clínicas o médicos que ayudan a la paciente que busca abortar, sin embargo, los proveedores extranjeros operan en canales extra-legales fuera del alcance de los legisladores estatales.

“No va a haber un mecanismo fácil para aplicar la ley”, dijo Ziegler. “Pero vale la pena enfatizar que cualquier respuesta que pueda dar hoy no podría ser válida mañana, las prohibiciones son sólo la punta del iceberg”.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search