Estados Unidos

‘Sin burocracia, sin filas locas, sólo entra, lo inyectan y sale con tranquilidad’

Condado de Arizona aplica vacuna a cualquier residente mayor de 18 años puede ingresar a una clínica sin cita

The New York Times

martes, 02 marzo 2021 | 11:16

Juan Arredondo / The New York Times | Residentes de Gila esperan en un área de observación después de recibir la vacuna de Moderna contra el Covid-19

Nueva York— En la mayor parte de Estados Unidos, vacunarse contra el Covid-19 parece como intentar ganar la lotería. Las personas buscan citas de inmunización en internet bajo estándares de elegibilidad complejos que varían de un estado a otro, e incluso de un condado a otro.

En Indiana y Kentucky, cualquier persona mayor de 60 años puede vacunarse, pero en casi todos los demás lugares hay que tener 65 o 70. En aproximadamente 18 estados están los trabajadores de los supermercados son elegibles, y 32 están vacunando a los maestros.

Pero en el condado de Gila, Arizona, cualquier residente mayor de 18 años puede ingresar a una clínica sin cita y recibir una vacuna de Covid-19.

"Todo el proceso es increíblemente fácil", dijo Frank Struck, de 24 años, electricista y trabajador de mantenimiento que se vacunó en un hospital en Globe, una ciudad del condado, al este de Phoenix.

"Sin burocracia, sin filas locas, sólo entra, lo inyectan y sale con tranquilidad".

El condado de Gila también comenzó su campaña de vacunación con un conjunto de estándares para calificar. Pero ha tenido tanto éxito en la vacunación de sus residentes que ahora es uno de los primeros lugares en Estados Unidos en abrir la elegibilidad a la población en general.

La pandemia ha cobrado la vida de al menos 209 residentes del condado, por lo que muchos en el condado de 54 mil personas, han acogido con satisfacción la mayor disponibilidad de las vacunas, una bendición que sigue a un aumento desgarrador de hospitalizaciones a principios de año. La campaña de vacunación ampliada coincide con una caída del 52 por ciento en los nuevos contagios de coronavirus.

Los funcionarios de salud advierten que que aún hay grandes desafío en Gila, en parte porque, en un condado donde cualquiera puede recibir la vacuna, no todos la quieren.

Hasta ahora, cerca de 28 por ciento de los residentes de Gila han recibido al menos una dosis, en comparación con el nivel nacional del 14 por ciento, según funcionarios de salud locales. Rhonda Mason, directora de enfermería del hospital de Globe, dijo que el desafío ahora era superar la desinformación y el escepticismo.

close
search