PUBLICIDAD

Estados Unidos

Simpatizantes de Trump lucharon para mantenerlo en el poder

El expresidente se rodeó de un grupo que se dedicó a acumular mentiras sobre la elección

The New York Times

miércoles, 15 diciembre 2021 | 23:16

The New York Times | Rudolph W. Giuliani, el abogado personal de Trump, promovió varias teorías de conspiración mientras luchaba contra el proceso electoral

PUBLICIDAD

Nueva York.— Dos días después de la Navidad del año pasado, Richard P. Donoghue, funcionario de alto rango del Departamento de Justicia en los últimos días de la administración Trump, vio que un número desconocido apareció en su teléfono.

Donoghue pasó varias semanas recibiendo llamadas, correos electrónicos y peticiones personales del presidente Donald J. Trump y sus aliados, todos le pedían al Departamento de Justicia que declarara, falsamente, que la elección fue fraudulenta.

El presidente, quien no logró reelegirse, se rodeó de un grupo de abogados sin escrúpulos, teóricos de la conspiración y hasta el director general de MyPillow, y se dedicaron a acumular mentiras sobre la elección.

Trump proporcionó el teléfono celular de Donoghue para que la gente hiciera circular rumores sobre el fraude electoral. 

¿Quién le estaba llamando ahora?

Resultó ser un miembro del Congreso: el representante republicano Scott Perry de Pennsylvania, quien empezó a impulsar el caso del presidente.

Perry comentó que compiló una serie de alegatos de fraude electoral que el Departamento necesitaba aprobar. Jeffrey Clark, abogado del Departamento de Justicia, quien era favorecido por Trump, podría “hacer algo” acerca de las afirmaciones del presidente, dijo Perry, aun cuando otras personas del Departamento no lo hicieran.

El mensaje fue enviado por un abogado quien estaba llevando a cabo lo que pretendía Trump. Funcionarios del Departamento de Justicia lo consideraron como una indignante presión política de la Casa Blanca que estaba convencida de las teorías de la conspiración.

Esto también fue un ejemplo de la manera en que media docenas de miembros del Congreso de derecha se convirtieron en soldados del esfuerzo que hizo Trump para anular la elección, de acuerdo a docenas de entrevistas y la revisión de cientos de páginas de testimonios congresistas acerca del ataque al Capitolio ocurrido el 6 de enero.

Los legisladores —que todos son miembros de la camarilla política ultraconservadora Libertad de la Cámara— colaboraron cercanamente con el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, cuyo papel central en los esfuerzos que hizo Trump para anular la elección democrática está bajo los reflectores ahora que la investigación del Congreso sobre el 6 de enero está ganando tracción.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search