PUBLICIDAD

Estados Unidos

Si termina la acción afirmativa, las admisiones universitarias pueden cambiar para siempre

Es posible que las escuelas deban repensar todo, incluido el reclutamiento, las becas, las pruebas estandarizadas y las preferencias de los exalumnos

The New York Times

domingo, 15 enero 2023 | 21:45

Bea Oyster / The New York Times | Alumnos en Wesleyan University en Middletown, Connecticut

PUBLICIDAD

Middletown, Connecticut.- En 1964, con la esperanza de borrar su imagen de claustro privilegiado para las familias ricas y blancas, la Universidad de Wesleyan se puso en contacto con 400 estudiantes afroamericanos de secundaria de todo el país para persuadirlos de postularse.

El alcance condujo a la inscripción de lo que se conoció como la clase "vanguardia" de Wesleyan: un estudiante hispano y 13 estudiantes afroamericanos, lo que ayudó a establecer el compromiso de la universidad con la diversidad.

PUBLICIDAD

Casi 60 años después, tales prácticas de reclutamiento enfrentan una amenaza existencial.

En los casos contra Harvard y la Universidad de Carolina del Norte, se espera ampliamente que la Corte Suprema anule o revoque la acción afirmativa en las admisiones universitarias. Muchos expertos en educación dicen que tal decisión no solo podría conducir a cambios en quién es admitido, sino también poner en peligro las estrategias establecidas desde hace mucho tiempo que las universidades han utilizado para crear clases diversas, incluidos los programas destinados a grupos raciales y étnicos específicos para becas, programas de honores y reclutamiento.

Esos retrocesos podrían ayudar a impulsar a las universidades a poner fin a otras prácticas de admisión que, según los críticos, han beneficiado históricamente a los adinerados. Algunas escuelas ya han terminado con sus requisitos de exámenes estandarizados y sus preferencias para los hijos de exalumnos. También hay presión para poner fin a la decisión anticipada, que admite solicitantes antes de la fecha límite general.

Los funcionarios de la universidad advierten que no hay forma de saber qué tan radical será la decisión de la corte. Pero es probable que el fallo, que se espera para junio, tenga un amplio impacto en una variedad de escuelas, según Vern Granger, director de admisiones de la Universidad de Connecticut.

“La mayoría de la gente está pensando en el proceso de admisión en instituciones selectivas”, dijo, “pero yo diría que esta decisión va a ser de gran alcance y expansiva”.

Los casos contra Harvard y la Universidad de Carolina del Norte, presentados por primera vez en 2014 por Students for Fair Admissions, un grupo de acción antiafirmativa, argumentaron que las universidades discriminaron a los solicitantes blancos y asiáticos al dar preferencias a los estudiantes afroamericanos, hispanos y nativos americanos. Las universidades dijeron que usan admisiones conscientes de la raza porque la diversidad es fundamental para el aprendizaje, una afirmación que provocó el escepticismo de la gran mayoría conservadora de la corte durante la audiencia de octubre.

Encuestas recientes sugieren que la mayoría de la gente cree que las universidades no deberían considerar la raza o el origen étnico en las decisiones de admisión.

Si la corte falla como se espera, la clase admitida para el otoño de 2024 se verá bastante diferente, dijeron funcionarios de educación.

“Veremos una disminución en el número de estudiantes no blancos que asisten a la universidad antes de que volvamos a ver un aumento”, dijo Ángel B. Pérez, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Consejería de Admisión a la Universidad. “Nos perderemos una generación entera”.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search