Estados Unidos

Senadores no podrán revisar sus iPhones ni hablar entre ellos durante juicio

Republicanos y demócratas anunciaron nuevas restricciones al comportamiento de los legisladores durante el proceso contra el presidente

Associated Press

The New York Times

miércoles, 15 enero 2020 | 12:07

Washington.- Los principales senadores republicanos y demócratas anunciaron este miércoles conjuntamente nuevas restricciones al comportamiento de los legisladores, personal y miembros del público dentro del Capitolio durante el juicio político del presidente Trump.

Las restricciones a los periodistas, que se revelaron el martes, suscitaron intensas críticas por parte de los miembros de la prensa quienes dijeron que obstaculizarían su capacidad de interactuar con los legisladores mientras realizan uno de los deberes constitucionales más importantes.

Pero la carta de los senadores Mitch McConnell de Kentucky, el líder mayoritario, y Chuck Schumer de Nueva York, el líder demócrata, dejaron en claro que incluso sus propios colegas tendrán que cambiar sus rutinas habituales durante el juicio político.

Por ejemplo: “Durante los procedimientos del juicio político, no se permitirá estar de pie en el pleno y este requisito se aplicará estrictamente. En consecuencia, se solicita a todos los senadores que permanezcan en sus asientos todo el tiempo que estén en el pleno del Senado durante los procedimientos del juicio político”.

Ese es un gran cambio para los senadores, que están acostumbrados a pararse en la cámara para hablar entre ellos en cualquier momento que quieran.

La carta de McConnell y Schumer también indica que el acceso al pleno del Senado por parte del personal de los senadores, a quienes generalmente se les permite entrar y salir cuando quieran, estará “severamente restringido”.

Los senadores que se han vuelto adictos a revisar sus feeds de Twitter en sus iPhones tendrán que abandonar temporalmente ese hábito; no se les permitirá llevar dispositivos electrónicos a la cámara durante el juicio. Pero quizás el mayor cambio para los senadores será que no podrán hablar.

“Los senadores solo tendrán la oportunidad de hablar de manera limitada en el juicio”, dice un documento de "Directrices de decoro" enviado junto con la carta. “Los miembros deben abstenerse de hablar con otros senadores cercanos mientras se presenta el caso”.