Estados Unidos

Se queja Trump en privado de la pandemia que lo está lastimando

Ante los problemas que se han generado en Estados Unidos los últimos meses el presidente exhibe su autovictimización

Associated Press / Donald Trump

El Diario de Juárez

viernes, 10 julio 2020 | 12:54

Washington— Las personas que llamaron al presidente Trump en las últimas semanas han llegado a esperar lo que varios aliados y asesores describen como un preámbulo del "pobre de mí", informó The Washington Post.

El presidente despotrica sobre el mortal coronavirus que destruye "la mayor economía del mundo", una que afirma haber construido personalmente. Lamenta los medios injustos de "noticias falsas", que husmean y nunca le dan crédito alguno. Y se lamenta de los policías "enfermos" de Minneapolis, cuyo asesinato de un hombre afroamericano desarmado bajo su custodia provocó las protestas de justicia racial en todo el país que han confundido al presidente.

Han desaparecido los saludos y las bromas habituales, dicen estos asesores y confidentes, muchos hablando bajo condición de anonimato para detallar conversaciones privadas.

En cambio, Trump a menudo se lanza un monólogo que lo coloca en el centro de la agitación de la nación. El presidente asumió el papel protagónico de víctima irreprochable: de una pandemia mortal, de una economía estancada, de disturbios raciales profundamente arraigados, todo lo cual le sucedió a él en lugar de al país.

Trump puso su autovictimización en exhibición pública ayer, en respuesta a un fallo de la Corte Suprema que rechaza su reclamo de inmunidad absoluta y permite que un fiscal de Nueva York vea los registros financieros privados y comerciales del presidente.

Trump reaccionó con un arrebato en las redes sociales, escribiendo en Twitter, "¡CONDUCTA INCORRECTA!" y "¡CAZA DE LA BRUJA POLÍTICA!" Escribió que la decisión "No es justa para esta Presidencia" y afirmó que los tribunales en el pasado han dado amplia concesión al presidente. ¡PERO NO A MÍ!"

Trump siempre ha exhibido un ego saludable y sus tendencias de autovictimización no son un fenómeno nuevo, según quienes lo han conocido a lo largo de los años. Pero esas características han sido especialmente pronunciadas este verano, revelándose casi a diario en todo, desde conversaciones privadas hasta tuits públicos, a medida que la pandemia continúa alterando la vida cotidiana en todo Estados Unidos y amenaza la fortuna política del presidente.