Estados Unidos

Se queda EU lejos de meta de vacunación para 2020

Esto ha aumentado los temores sobre la rapidez con la que el país pueda controlar el brote

Associated Press

Agencia Reforma

jueves, 31 diciembre 2020 | 17:27

Washington— Con casi 20 millones de contagios de Covid-19 y más de 335 mil muertes, las vacunas contra el coronavirus ofrecen una esperanza a EU al arrancar el nuevo año, pero el plan de inoculación avanza a paso lento, lo que ha aumentado los temores sobre la rapidez con la que el país pueda controlar el brote.

La meta de la Operación Warp Speed, el grupo que trabaja en el despliegue del fármaco en esa nación, era de 20 millones de vacunados antes de terminar el 2020, pero hasta el miércoles, apenas habían sido aplicadas 2.8 millones de la dosis inicial de los antídotos de Pfizer y Moderna, de acuerdo con las últimas cifras de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés). 

Gustave Perna, líder de logística de la Operación Warp Speed, señaló como posibles factores del retraso en la inoculación la temporada de vacaciones y el clima invernal. La temporada navideña ha significado que la gente no trabaja y las clínicas han reducido sus horarios, lo que ralentiza el ritmo de vacunación.

En Florida, por ejemplo, se ha utilizado menos de una cuarta parte de las dosis entregadas, incluso cuando las personas mayores han estado haciendo fila en las noches para recibir el fármaco.

En California, a los médicos les preocupa si habrá suficientes miembros del personal del hospital para administrar las vacunas y atender el número de pacientes con Covid-19.

Los funcionarios federales y estatales han negado que sean los culpables del lento despliegue.

Por un lado, los empleados detrás de la Operation Warp Speed han dicho que su trabajo era garantizar que las vacunas estén disponibles y se envíen a los estados. El propio Presidente Donald Trump indicó en un tuit el martes que "depende de los estados distribuir las vacunas una vez que el Gobierno federal las lleve a las áreas designadas".

No obstante, los funcionarios locales y expertos en salud pública han dicho que el Ejecutivo central no tomó en cuenta la falta de personal o el equipo para administrar el fármaco.

"En última instancia, la pelota parece no detenerse en nadie", apuntó el doctor Ashish Jha, decano de la Universidad de Brown.

Estos problemas son especialmente preocupantes ahora que una nueva variante más contagiosa, detectada por primera vez en Reino Unido, ha llegado a EU.

Estados como Colorado y California reportaron casos de la nueva cepa, y ninguno de los pacientes había viajado recientemente, lo que sugiere que la variante ya se está extendiendo en el país estadounidense.

Con información de The NYT News Service