Estados Unidos

Se prepara Pentágono ante posible audiencia en el Senado por ataques al Capitolio

Se defenderá ante las acusaciones de que retrasó u ocultó el despliegue de la Guardia Nacional el 6 de enero

Agencias

Agencias

martes, 02 marzo 2021 | 20:30

Washington— El Pentágono está preparado para defenderse si es necesario en una audiencia en el Senado que se efectuará este miércoles en contra de las acusaciones de que retrasó u ocultó el despliegue de la Guardia Nacional el 6 de enero, según dijo un oficial de alto rango de la Defensa, ya que han surgido dos narrativas diferentes acerca de su respuesta al motín en el Capitolio de Estados Unidos.

Durante las audiencias de la semana pasada, el ex jefe de la Policía del Capitolio, así como también los ex sargentos de armas de la Cámara y el Senado, que renunciaron después del ataque, acusaron a las agencias que aplican la ley de proporcionar una mala inteligencia y culparon al Departamento de la Defensa por no responder lo suficientemente rápido a su petición de ayuda.

Sin embargo, líderes militares han mantenido que no hubo ningún retraso de su parte y que les tomó un tiempo aclarar y organizar la respuesta a lo que ellos dijeron que se trató de una vaga pero urgente petición de ayuda de los oficiales de la ciudad y la Policía del Capitolio.

En conversaciones de las últimas semanas, oficiales de la Defensa han reiterado que la Guardia Nacional no es una unidad de respuesta inmediata y no pueden enviar tropas armadas en una situación hostil sin un mínimo de planeación.

Existe también una sensación de frustración y molestia entre algunos ex oficiales de que la Policía del Capitolio y otras personas en Washington, D.C, esperaban que los integrantes de la Guardia Nacional aparecieran instantáneamente.

Oficiales del Pentágono ofrecieron en repetidas ocasiones enviar más soldados de la Guardia Nacional antes del 6 de enero y fueron rechazados, incluyendo un día antes del motín.

Aunque algunos oficiales del Departamento de Defensa se han preguntado por qué el Servicio Secreto y la Policía del Parque no sonaron la alarma desde la mañana de ese día, ya que atestiguaron que se estaban reuniendo una muchedumbre y se estaban dirigiendo hacia el Capitolio.