Se declara 'Mono' Muñoz inocente en EU

Fue extraditado de España a Estados Unidos para ser juzgado por narcotráfico

Reforma
martes, 05 marzo 2019 | 15:42

Juan Manuel Muñoz Luévano, alias "El Mono", presunto operador de Los Zetas en Europa y empresario gasolinero cercano a ex funcionarios de Coahuila, se declaró hoy inocente de seis cargos de narcotráfico y lavado de dinero ante una Corte federal de San Antonio, Texas.
La jueza Elizabeth Chestney, de la Corte para el Distrito Oeste de Texas, ordenó mantener preso sin derecho a fianza a Muñoz Luévano mientras se determina fecha para el juicio en su contra, proceso que tomará varios meses.
El acusado presentó su declaración por escrito, mediante un formato por el cual renunció a su derecho de comparecer en audiencia pública ante la Corte para escuchar los cargos en su contra, así como a su derecho  de oponerse a la petición de la fiscalía para mantenerlo en prisión. Dicha audiencia estaba agendada para este miércoles.
Muñoz Luévano fue extraditado la semana pasada a Estados Unidos desde España, donde residía y fue detenido en marzo de 2016.
Desde un suburbio de Madrid, presuntamente coordinaba operaciones de narcotráfico de Los Zetas en Europa, e investigaciones de la Policía española detectaron sus relaciones con funcionarios locales de Coahuila durante las administraciones de Humberto y Rubén Moreira Valdés.
El 7 de enero de 2015, el Departamento de Justicia estadounidense había presentado una acusación (indictment) contra Muñoz Luévano, que desde entonces se conservó bajo reserva, hasta que el 21 de marzo de 2016, tras el arresto en Madrid, se ordenó su publicación.
El indictment, de cuatro cuartillas, finca a Muñoz Luévano seis cargos penales: cuatro por posesión, importación y distribución de cocaína, uno por uso de armas para mantener una empresa criminal, y otro por lavado de dinero obtenido de narcotráfico.
La acusación sólo menciona que "El Mono" desarrolló estás actividades por lo menos desde 1999 y hasta 2015.
No hay otros detalles sobre sus actividades, el documento no menciona a alguna otra persona involucrada, y en la causa penal no hay coacusados.
Es previsible que la Fiscalía buscará negociar un acuerdo con Muñoz Luévano para que se declare culpable, a cambio de su cooperación o testimonio contra otros involucrados. Este proceso puede tomar meses o años.
Desde el miércoles pasado, el abogado José Ramón Puig presentó un escrito a la Corte del Distrito Oeste de Texas, en San Antonio, para representar a Muñoz Luévano.
Puig tuvo que pedir un permiso especial para aparecer ante la Corte texana, pues su despacho está en Coral Gables, Florida, que es donde usualmente litiga desde hace 25 años.