Se basa Trump en mensajes divisionistas para buscar la reelección

La inmigración y el patriotismo siguen siendo el enfoque principal de su campaña

El Diario de Juárez
martes, 16 abril 2019 | 11:26

Washington.- El lunes el presidente Trump subió de tono sus ataques contra una congresista musulmana y los “radicales demócratas de izquierda” rumbo a una campaña para reelegirse que está basándose con rapidez en mensajes divisionistas concentrados en la inmigración y el patriotismo, publicó The Washington Post.

Hablando el lunes durante evento anunciado como mesa redonda acerca de los impuestos y la economía, Trump dijo a los miembros del público de Minneapolis, Minnesota, “la injusta manera en que ustedes han sido tratados como estado” en lo referente a la inmigración y repitió la letanía de resentimientos contra el sistema actual: las lagunas son “terribles y tontas”, la lotería de visas es “descabellada” y el concepto de asilo es “ridículo”.

Los comentarios vespertinos tuvieron lugar horas después de que Trump arremetió directamente contra una de las congresistas que representan al estado, la demócrata Ilhan Omar —quien dijo está “fuera de control”— mientras continuaban las críticas contra Omar por palabras que algunos consideran minimizan la tragedia de los ataques del 11 de septiembre del 2001.

Las embestidas de Trump hacen resaltar la dinámica que se desarrolla en forma paralela antes de que busque la reelección: si bien el aparato más extenso del Partido Republicano está intentando abocarse a la economía, el jefe de campaña está recurriendo a mensajes de mayor confrontación con posibilidades de atraer a las bases pero que podrían alejar a los electores indecisos.

El lunes el equipo de campaña de Trump, la Casa Blanca y el Comité Nacional Republicano seguían los mismos lineamientos durante el primer día de presentación de declaraciones de impuestos, con el propósito de reflejar el impacto de los recortes fiscales republicanos del 2017 e intentando recordar a los electores que dicha ley había ahorrado dinero a la mayoría de los estadounidenses.

Por otra parte, Trump subió varios tuits sobre otros temas.

“Ni siquiera puede concentrase en las pocas cosas que ha conseguido”, opinó Chris Whipple, autor de “The Gatekeepers”, una historia sobre los jefes de gabinete de la Casa Blanca. “Se va a la yugular, le echa carne cruda a la base. Ésa es su zona de confort, no hablar de logros”.

Sin embargo, varios aliados republicanos consideraron que la disposición de Trump a desviarse de las prácticas políticas ortodoxas mantiene desubicados a sus contrincantes demócratas para el 2020 y los obliga a dedicar tiempo a responderle a él en vez de definirse a sí mismos.