Estados Unidos

Revela Nikki Haley que altos funcionarios intentaron socavar a Trump

La exembajadora de EU ante Naciones Unidas afirma que dos principales asesores del presidente trataron de reclutarla para ‘salvar al país’

El Diario de Juárez

lunes, 11 noviembre 2019 | 13:58

Nueva York.- Dos de los principales asesores del presidente Donald Trump intentaron socavarlo e ignorarlo en lo que según afirmaron fue un intento por “salvar al país”, según afirma la exembajadora de las Naciones Unidas, Nikki Haley, en un nuevo diario, indicó The Washington Post.

El exsecretario de Estado Rex Tillerson y el exjefe de Gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, trataron de reclutarla para trabajar y subvertir a Trump, pero ella se negó, según Haley escribe en un nuevo libro, “Con el merecido respeto”, en donde también describe a Tillerson como “agobiante” e imperioso y a Kelly como un hombre que guardaba ciertas sospechas en torno al acceso y confianza que Trump había depositado en Haley.

“Kelly y Tillerson me confiaron que cuando se resistían al presidente, no estaban siendo insubordinados, estaban tratando de salvar al país”, según escribe Haley.

“Fueron sus decisiones, no las del presidente, las que favorecieron a los mejores intereses de Estados Unidos, dijeron. El presidente no sabía lo que estaba haciendo”, escribió Haley sobre las opiniones de los dos hombres.

Tillerson también le dijo que gente moriría si Trump no era controlado, de acuerdo con Haley.

En el libro, que fue obtenido por The Washington Post antes de su lanzamiento el martes, Haley solo ofrece someras críticas de su exjefe, diciendo que ella y otros que trabajaban para Trump tenían la obligación de cumplir sus deseos, ya que él había sido elegido por los votantes.

La exgobernadora de Carolina del Sur, ampliamente vista por los republicanos como una potencial candidata presidencial, ha tratado en repetidas ocasiones restarle importancia a sus diferencias con Trump, al mismo tiempo que se distancia de sus excesos. Haley, de 47 años, escribe que respaldó la mayoría de las decisiones de política exterior de Trump que otros intentaron bloquear, incluida la retirada del acuerdo nuclear con Irán y el acuerdo climático de París y la reubicación de la Embajada de Estados Unidos en Israel a Jerusalén.