Estados Unidos

Resurgimiento del virus y cierres amenazan recuperación económica de EU

La incapacidad de reprimir el repunte de infecciones podría infligir daños a largo plazo a trabajadores y empresas

The New York Times

The New York Times

miércoles, 15 julio 2020 | 08:04

Washington.- La economía de Estados Unidos se encamina hacia un otoño tumultuoso, con la amenaza de escuelas cerradas, cierres gubernamentales renovados, estadios vacíos y una cantidad incierta de apoyo federal para empresas y trabajadores desempleados, lo que nubla las esperanzas de un rápido repunte de la recesión.

Durante meses, la sabiduría predominante entre los inversores, los funcionarios de la administración Trump y muchos pronosticadores económicos, fue que después de caer en recesión esta primavera, la recuperación del país se aceleraría a finales del verano y despegaría en el otoño a medida que el virus retrocediera, las restricciones al comercio disminuyeran y los consumidores volvieran a patrones de gasto más normales. El aumento de empleos en mayo y junio alimentó esas predicciones optimistas.

Pero la incapacidad de reprimir el resurgimiento de infecciones confirmadas amenaza con ahogar la recuperación y empujar al país a una espiral recesiva, que podría infligir daños a largo plazo a trabajadores y empresas grandes y pequeñas, a menos que el Congreso reconsidere la escala de ayuda federal que puede ser requerido en los próximos meses.

El inminente dolor económico fue evidente este martes cuando las grandes compañías pronosticaron meses sombríos por delante. Delta Air Lines dijo que estaba recortando los planes para agregar vuelos en agosto y más allá, citando la demanda de los consumidores. Los bancos más grandes de la nación advirtieron que estaban reservando miles de millones de dólares para cubrir las pérdidas anticipadas a medida que los clientes no pagan sus hipotecas y otros préstamos en los próximos meses.

Mayo y junio demostrarán ser "fáciles" en términos de recuperación, dijo Jennifer Piepszak, directora financiera de JPMorgan Chase. "Realmente llegaremos al momento de la verdad, creo, en los próximos meses", dijo.

Jamie Dimon, el director ejecutivo del banco, dijo que gran parte del dolor económico había sido mitigado por el gasto federal, que ahora se estaba agotando. "Veremos el efecto de esta recesión", dijo.

Algunas compañías que utilizaron préstamos para pequeñas empresas para retener o recontratar trabajadores ahora comienzan a despedir empleados a medida que esos fondos se agotan. Los beneficios ampliados para los trabajadores desempleados, que según la investigación han estado apuntalando el gasto de los consumidores durante la primavera y principios del verano, expirarán a finales de julio, mientras que más de 18 millones de estadounidenses continúan reclamando el desempleo.

"La reanudación de la actividad antes de lo anticipado ha estado acompañada por un fuerte aumento en la propagación del virus en muchas áreas", dijo Lael Brainard, gobernador de la Reserva Federal. "Incluso si la propagación del virus se aplana, es probable que la recuperación enfrente vientos en contra de la actividad disminuida y los ajustes costosos en algunos sectores, junto con los ingresos deficientes de muchos consumidores y empresas".