Estados Unidos

Respalda General Motors a Trump en lucha sobre emisiones

Junto con Toyota y Fiat Chrysler, el gigante automotriz se puso del lado del gobierno en su enfrentamiento con California

The New York Times

The New York Times

martes, 29 octubre 2019 | 09:25

Nueva York.- Rompiendo con algunos de sus mayores rivales, General Motors, Fiat Chrysler y Toyota dijeron el lunes que intervendrían del lado de la administración Trump en una creciente batalla con California sobre los estándares económicos de combustibles para automóviles.

Su decisión los obliga a enfrentarse a competidores líderes, como Honda y Ford, quienes este año llegaron a un acuerdo para apegarse a las estrictas normas de California. Esto representa el último giro en uno de los retrocesos a las regulaciones más consecuentes de la administración de Trump, diseñadas para combatir el cambio climático. También ha abierto una brecha entre los fabricantes de automóviles más grandes del mundo —los gigantes industriales que, según la administración de Trump, intentaba ayudar con el alivio regulatorio.

El gobierno de Trump ha propuesto un debilitamiento importante de los estándares federales de emisiones de automóviles establecidos durante el gobierno de Obama, lo que llevó a California a declarar que seguirá su propio curso y seguirá aplicando los estrictos estándares que fueron implementados por la administración pasada.

Los fabricantes de automóviles del lado de la administración, liderados la Asociación de Fabricantes Mundiales de Automóviles, dicen que el gobierno federal, y no California, tiene la máxima autoridad para establecer estándares económicos de combustibles para camiones automóviles de pasajeros.

John Bozzella, director ejecutivo de la asociación de fabricantes de automóviles, dijo que el grupo todavía esperaba encontrar un punto medio. “Todavía podemos llegar a un acuerdo que sea respaldado por todas las partes", dijo Bozzella.

Aun así, la industria automotriz “históricamente ha tomado la posición de que la economía de combustibles es el único ámbito de competencia del gobierno federal”, dijo, “aunque no tenemos que llegar a eso”.