Estados Unidos

Republicanos ya tuvieron suficiente con verdades dichas por Liz Cheney

La primera vez que los defensores de Donald J. Trump sufrieron con la representante Liz Cheney, fue la ofensa de haber votado para destituirlo

The New York Times

The New York Times

martes, 04 mayo 2021 | 21:33

Washington— La primera vez que los defensores de Donald J. Trump sufrieron con la representante Liz Cheney, fue la ofensa de haber votado para destituirlo, sus compañeros republicanos cerraron filas para salvar su puesto, debido a que el representante Kevin McCarthy comentó que su partido era como una “gran tienda de campaña” que tenia suficiente espacio tanto para el expresidente como para una implacable crítica.

Tres meses después que ella apoyó la votación de la desconfianza, Cheney de Wyoming, que es la tercera republicana de más importancia en la Cámara, está enfrentando un desafío más potente que parece cada vez más posible que termine en su despido de ese puesto. En esta ocasión, McCarthy, líder de la minoría, está alentando el esfuerzo para reemplazarla.

Su transgresión, dicen sus colegas es que Cheney siguió criticando públicamente a Trump, la denuncia que hizo de las mentiras del ex presidente acerca de que le robaron la elección y sus exigencias para que el Partido Republicano dijera la verdad acerca de cómo sus simpatizantes atacaron la democracia durante el motín del 6 de enero contra el Capitolio.

Este cambio refleja una nueva pasión con las que los republicanos han adoptado a Trump y a los votantes que lo veneran, y cómo están dispuestos a que muchos en el partido perpetúen --- o por lo menos toleren --- sus falsedades acerca de la elección del 2020 que él ha seguido propagando.

La prueba más reciente para Cheney podría ocurrir tan pronto como la próxima semana, debido a que un creciente grupo de republicanos está planeando un nuevo intento para destronarla, con el apoyo de McCarthy.