Republicanos intentan eludir votación sobre emergencia: Pelosi

La declaración de Trump busca desviar 3 mil 600 millones de dólares de proyectos militares a la construcción de la barrera fronteriza

Associated Press
miércoles, 13 marzo 2019 | 11:34

Washington.- La presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi está tratando de entorpecer el intento de los republicanos de eludir una incómoda votación contra la emergencia declarada por el presidente Donald Trump para construir un muro en la frontera con México usando fondos para proyectos militares.

Mientras la Casa Blanca y los senadores republicanos trataban de llegar a un acuerdo para limitar las declaraciones de emergencia presidenciales a futuro, Pelosi advirtió el miércoles que la Cámara de Representantes no considerará tal legislación incluso si es aprobada por el Senado.

Los senadores republicanos albergan esperanzas de que si Trump respalda la declaración sobre emergencias futuras, no tendrán que oponerse a la resolución, a ser votada el jueves, que se opone a la declaración de emergencia por considerar que usurpa las facultades del Congreso de controlar las finanzas públicas.

La declaración de emergencia de Trump busca desviar 3 mil 600 millones de dólares de proyectos de construcción militares a la construcción de la barrera fronteriza, a pesar de que el Congreso votó por aprobar menos mil 400 millones para esa meta.

La medida de Pelosi parece servir como advertencia a los senadores republicanos, de que si no apoyan la resolución en contra la declaración de emergencia actual, no tendrán la posibilidad de cobijarse detrás de la que se opone a emergencias futuras, porque nunca será aprobada.

``Los senadores republicanos están proponiendo una nueva legislación para permitirle al presidente violar la Constitución solamente esta vez, a fin de protegerse políticamente", dijo Pelosi en un comunicado.

Añadió que la ``Cámara de Representantes no considerará esta legislación que busca darle carta abierta al presidente Trump".

Hasta ahora parecía que el Senado, controlado por los republicanos, se sumaría a la cámara baja controlada por los demócratas en oponerse a la declaración de emergencia, lo que conduciría al primer veto de la presidencia de Trump.

Pero ahora hay indicios de que la oposición republicana se está ablandando. Hay republicanos que opinan que Trump se excedió al declarar la emergencia, pero al mismo tiempo están reacios a contrariar al mandatario que es tan popular con su base.

Una fuente presidencial dijo el miércoles que la Casa Blanca no cree que podrá evitar una derrota en el Senado el jueves, y que es reacia a respaldar la declaración sobre límites a emergencias futuras si no hay garantías de que prosperará la que versa cobre la emergencia actual. La fuente habló bajo condición de anonimato.

Los senadores republicanos Mike Lee de Utah y Thom Tillis de Carolina del Norte están encabezando un intento de redactar la resolución sobre límites a emergencias futuras. Están también entre el grupo de cinco exsenadores republicanos que se reunieron en privado el martes con el vicepresidente Mike Pence, en un intento de los legisladores por formar un frente unido junto a Trump.

Tillis y otros tres senadores republicanos dijeron que votarían junto con los demócratas a favor de la resolución que bloquea la emergencia, suficiente para lograr su aprobación si los todos los demócratas votan a favor como se espera.

En un almuerzo a puerta cerrada el martes, Tillis sugirió que podría estar abierto a respaldar al presidente, según dos fuentes familiarizadas con sus declaraciones. Una apuntó que le senador dijo a sus colegas que cambiaría el sentido de su voto si Trump estaba realmente dispuesto a limitar los poderes presidenciales para decretar emergencias sin la aprobación del Congreso.

Los republicanos controlan el Senado por 53-47, lo que supone que cuatro deserciones serían suficientes para bloquear el plan de Trump. Los otros senadores son Susan Collins, de Maine; Lisa Murkowski, de Alaska, y Rand Paul, de Kentucky.

Sin embargo, la confrontación pondría de relieve un choque al que Trump se ha visto forzado para proteger su promesa de construir el muro a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos: vetando un proyecto de ley enviado por un Senado con mayoría republicana. El Congreso nunca antes ha votado para revertir una declaración de emergencia presidencial.

La propuesta de Lee, revelada el martes en la noche, contempla que las futuras emergencias presidenciales duren 30 días a menos que el Congreso decida ampliarlas. Esto se aplicaría a nuevos casos, no a la situación declarada por Trump en la frontera.