Estados Unidos

Republicanos en ascenso atacan la legitimidad de las elecciones

Docenas de candidatos republicanos han sembrado dudas

Associated Press

The New York Times

lunes, 07 junio 2021 | 12:19

Un candidato republicano a la Cámara de Representantes de Wisconsin, dice que está consternado por la violencia que presenció en la manifestación del 6 de enero que se convirtió en el asedio al Capitolio. Pero no estuvo en desacuerdo con el esfuerzo de los legisladores del Partido Republicano por anular los resultados de las elecciones presidenciales de esa noche.

En Michigan, una mujer conocida como la "novia MAGA", después de que las fotos de su vestido de novia con el tema de Donald J. Trump se volvieran virales, se postula para el Congreso mientras afirma falsamente que es "muy probable" que el expresidente se había apoderado de su estado y ganado la elección.

Y en el estado de Washington, el candidato republicano a gobernador el año pasado está presentando una candidatura para el Congreso meses después de finalmente retirar una demanda que desafiara su derrota en 2020, una contienda que perdió por 545 mil votos.

En todo el país, una clase creciente de retadores republicanos ha abrazado la ficción de que las elecciones de 2020 fueron ilegítimas, empañadas por el fraude y las inconsistencias. Al impulsar agresivamente las afirmaciones infundadas de Trump de que le robaron la reelección, estos candidatos representan la próxima generación de aspirantes a líderes del Partido Republicano, que traerían al Congreso la posibilidad real de que el asalto del partido a la legitimidad de las elecciones, un principio fundamental de la democracia estadounidense, pudiera continuar durante las contiendas de 2024.

Docenas de candidatos republicanos han sembrado dudas sobre la elección mientras buscan unirse a las filas de los 147 republicanos en el Congreso que votaron en contra de certificar la victoria del presidente Biden. Hay grados de negación: algunos declaran sin rodeos que deben reparar un sistema manipulado que produjo un resultado defectuoso, mientras que otros hablan en el lenguaje de la "integridad electoral", promoviendo reevaluaciones republicanas de los recuentos de votos en Arizona y Georgia y respaldando nuevas restricciones para las v votaciones introducidas por los republicanos en los estados clave.

Están unidos por una negación casi universal de que Biden sea el líder legítimamente elegido del país.