Estados Unidos

Republicanos atacan paquete de alivio económico de Biden

Oposotires buscan descarrilar la principal prioridad del nuevo presidente Joe Biden a medida que el proyecto comienza

Associated Press / Joe Biden

Associated Press

jueves, 11 febrero 2021 | 16:40

Washington— Los republicanos atacaban el jueves desde todos los ángulos la propuesta demócrata de ayuda por COVID-19 alegando que es demasiado costoso, económicamente dañino y abiertamente partidista.

Los republicanos buscan descarrilar la principal prioridad del nuevo presidente Joe Biden a medida que el proyecto comienza a avanzar en un Congreso que el Partido Demócrata controla sólo de manera limitada.

Cuatro comisiones de la Cámara de Representantes trabajaban el jueves en el proyecto, de 1,9 billones de dólares y que contempla entregar cheques de 1.400 dólares a muchos estadounidenses.

El plan también busca entregar cientos de miles de millones de dólares a gobiernos estatales y locales, impulsar esfuerzos de vacunación, aumentar créditos fiscales para familias con hijos y aumentar prestaciones por desempleo.

Los líderes demócratas esperan que la cámara baja apruebe el paquete a finales de este mes. Con la ratificación del Senado, el proyecto de ley estaría en el escritorio de Biden a mediados de marzo.

“Este es el momento”, afirmó el presidente de la Comisión de Recursos y Arbitrios de la Cámara de Representantes, el demócrata Richard Neal, citando el costo humano y económico de la pandemia.

Durante los trabajos de las comisiones, los republicanos propusieron enmiendas, destacando lo que consideran puntos débiles de la propuesta. Entre varios señalamientos, dijeron que los demócratas gastan demasiado, perjudican a los trabajadores y la oferta laboral, son demasiado generosos con algunos inmigrantes, invitan al fraude y recompensan a sus aliados políticos, acusaciones que los demócratas tacharon de ridículas.

Las propuestas indican que el plan de Biden enfrenta una sólida oposición republicana en dos cámaras donde los demócratas tienen pocos votos de sobra, al tiempo que obligan a los demócratas a tomar posiciones que podrían darles material de ataque político a los republicanos en sus anuncios de campaña para las elecciones de 2022.