Estados Unidos

Renunciaron 4.4 millones de estadounidenses a sus trabajos en septiembre

Cifra récord fue superior a los 4.3 millones de agosto

The New York Times

viernes, 12 noviembre 2021 | 11:13

The New York Times

New York.- Los empleadores todavía luchan por cubrir millones de puestos vacantes y por retener a los trabajadores que ya tienen. Más de 4.4 millones de trabajadores renunciaron a sus trabajos voluntariamente en septiembre, dijo este viernes el Departamento de Trabajo. 

Eso fue superior a los 4.3 millones de agosto y fue el máximo en las dos décadas que el gobierno ha estado siguiendo. Casi un millón de trabajadores renunciaron a sus trabajos solo en los negocios de ocio y hotelería, lo que refleja la fuerte competencia por los trabajadores allí a medida que la industria se reconstruye después de los cierres inducidos por la pandemia del año pasado.

Había 10.4 millones de puestos de trabajo vacantes en Estados Unidos a finales de septiembre, un poco menos que en agosto, pero todavía extraordinariamente alto para los estándares históricos.

Sin embargo, la contratación real se ha recuperado más lentamente y se mantuvo prácticamente plana en septiembre, ya que las empresas luchaban por atraer candidatos. Había aproximadamente 75 trabajadores desempleados por cada 100 vacantes en septiembre, la proporción más baja registrada. Datos separados publicados la semana pasada por el Departamento de Trabajo mostraron que el crecimiento del empleo se recuperó en octubre, pero que la fuerza laboral apenas creció, lo que sugiere que los desafíos de contratación de los empleadores continúan.

"Esencialmente, estamos viendo que la demanda continúa aumentando sin un aumento compensatorio en el talento", dijo Ryan Sutton, director de distrito de Robert Half International. "Hasta que lleguen nuevos talentos, hasta que tengamos empleados que están al margen de nuevo en el mercado, es muy probable que esto continúe".

Los economistas dicen que varios factores explican el lento retorno de los trabajadores. La pandemia continúa perturbando el cuidado infantil, lo que dificulta el trabajo de algunos padres; a otros trabajadores les preocupa contraer el virus o transmitirlo a familiares de alto riesgo. Muchos estadounidenses también han acumulado sus ahorros durante la pandemia, lo que les ha permitido elegir mejor sus trabajos.

close
search