Registros de llamadas muestran cómo Giuliani presionó a Ucrania

El informe de destitución de los demócratas demostró que el abogado del presidente ejecutaba una política exterior irregular

The New York Times
miércoles, 04 diciembre 2019 | 10:13
The New York Times |

Washington.- En los dos días antes de que el presidente Trump expulsara a la embajadora estadounidense en Ucrania en abril, su abogado personal Rudolph W. Giuliani habló por teléfono con la Casa Blanca más de una docena de veces.

Los registros telefónicos citados en el informe de juicio político publicado el martes por el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes ilustran el extenso alcance de la campaña de Giuliani, primero para destituir a la embajadora, Marie L. Yovanovitch, y luego para obligar al nuevo gobierno de Ucrania a anunciar que emprendería investigaciones penales a beneficio político de Trump.

Tal esfuerzo se aceleró durante la primavera y el verano para imponer presión total y obligar al nuevo presidente de Ucrania a acceder a los deseos de Trump o arriesgarse a perder 391 millones de dólares en ayuda militar que se necesitaba desesperadamente para detener a las fuerzas lideradas por Rusia, las cuales libran una guerra separatista en el este de Ucrania.

Del 26 de marzo al 8 de agosto, cuando se estableció un canal de política exterior irregular, que eventualmente dejó de lado tanto al Consejo de Seguridad Nacional como a los asistentes del Departamento de Estado, Giuliani, quien no es un empleado del gobierno, se puso en contacto con funcionarios de alto rango, según sugiere el nuevo registro de llamadas que fue recientemente revelado.

Se comunicó con el Secretario de Estado Mike Pompeo; el entonces asesor de seguridad nacional, John R. Bolton;el representante Devin Nunes, el principal republicano en el propio Comité de Inteligencia; funcionarios de nivel medio de la Casa Blanca; el presentador de Fox News Sean Hannity; un columnista conservador; un asociado acusado de un plan relacionado con la expulsión de Yovanovitch; y el dueño de un misterioso número telefónico, “-1”.

Los investigadores están tratando de determinar si el número de teléfono no identificado pertenece a Trump, según dijo el Representante Adam B. Schiff, demócrata de California, quien dirige al Comité de Inteligencia de la Cámara Baja. Si es así, las llamadas telefónicas con Giuliani podrían ser una prueba más de la participación directa del presidente en el asunto de Ucrania.