PUBLICIDAD

Estados Unidos

Quería Trump que el IRS investigara a sus enemigos, dice su exasistente

El republicano intentó usar el Departamento de Justicia y su autoridad como presidente contra personas que lo habían criticado

The New York Times

lunes, 14 noviembre 2022 | 10:13

The New York Times

PUBLICIDAD

Washington.- Mientras estaba en el cargo, el presidente Donald J. Trump le dijo repetidamente a John F. Kelly, su segundo jefe de gabinete de la Casa Blanca, que quería que el Servicio de Impuestos Internos investigara a varios de sus supuestos enemigos políticos, dijo Kelly.

Kelly, quien fue jefe de gabinete desde julio de 2017 hasta fines de 2018, dijo en respuesta a las preguntas de The New York Times que las demandas de Trump eran parte de un patrón más amplio en el que intentaba usar el Departamento de Justicia y su autoridad como presidente contra personas que lo habían criticado, incluso tratando de revocar las autorizaciones de seguridad de exfuncionarios de inteligencia.

PUBLICIDAD

Kelly dijo que entre los que Trump dijo “debemos investigar” y “conseguir que el I.R.S. vaya tras ellos” fueron los exagentes del F.B.I., el director James B. Comey y su adjunto, Andrew G. McCabe. Su relato de los deseos de Trump de usar el I.R.S. contra sus enemigos se produce después de que The New York Times revelara este verano que tanto Comey como McCabe habían sido seleccionados para una auditoría inusual y altamente intrusiva por parte de la agencia tributaria en los años posteriores a que Kelly dejara la Casa Blanca.

Trump ha dicho que no sabe nada sobre las auditorías. El I.R.S. ha pedido a su inspector general que investigue, y los funcionarios han insistido en que los dos hombres fueron seleccionados al azar para las auditorías.

Kelly dijo que le dejó en claro a Trump que había serios problemas legales y éticos con lo que él quería. Dijo que a pesar de los deseos expresados por el presidente de que Comey y McCabe fueran investigados por el I.R.S., él cree que indujo a Trump durante su mandato como jefe de gabinete a renunciar a intentar que se realizaran tales investigaciones.

Después de que Kelly dejó la administración, en 2019 se le informó a Comey que sus declaraciones de 2017 estaban siendo auditadas, y McCabe se enteró en 2021 de que sus declaraciones de 2019 estaban siendo auditadas. En el momento en que ocurrieron ambas auditorías, el I.R.S. fue dirigido por un designado político de Trump.

Trump regularmente hizo sus demandas en respuesta a los informes de noticias en los que pensaba que sus supuestos enemigos lo hacían quedar mal. El presidente seguía insistiendo en que los investigaran hasta el punto de que Kelly pensó que necesitaba decirle al presidente que lo que él quería era muy problemático, explicando, en conversaciones a veces acaloradas, que lo que Trump quería no solo era potencialmente ilegal e inmoral, sino que también podrían devolverle el golpe.

Trump eventualmente dejaría pasar la idea, dijo Kelly, pero durante los arrebatos posteriores sobre sus enemigos, volvió a mencionar sus deseos de que los investigaran.

A lo largo de la presidencia de Trump, regularmente, tanto en público como en privado, despotricaba sobre Comey, a quien Trump había despedido en mayo de 2017, y McCabe, quien desempeñó un papel destacado en la investigación de los vínculos de la campaña de Trump con Rusia.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search