PUBLICIDAD

Estados Unidos

¿Qué podría significar la subvariante BA.5 para EU?

Según el CDC, el riesgo de contraer Covid-19 está aumentando en gran parte del país

The New York Times

jueves, 21 julio 2022 | 12:40

Associated Press

PUBLICIDAD

Washington.- La variante más transmisible hasta el momento del coronavirus amenaza con una nueva ola de infecciones en los Estados Unidos, incluso entre aquellos que se han recuperado del virus recientemente.

La subvariante de Ómicron conocida como BA.5 ahora es dominante, según estimaciones federales publicadas este martes, y junto con BA.4, otra subvariante, está alimentando un brote de casos y hospitalizaciones.

PUBLICIDAD

Si bien la popularidad de las pruebas en el hogar significa que los casos notificados son una subestimación significativa de la verdadera tasa de infección, la proporción de pruebas que dan positivo se está disparando y ahora es más alta que durante la mayoría de las otras olas de la pandemia. Según el CDC, el riesgo de contraer Covid-19 está aumentando en gran parte del país.

“Creo que hay una subestimación de lo que le va a hacer al país, y ya está ejerciendo su efecto”, dijo Eric Topol, profesor de medicina molecular en Scripps Research, quien ha escrito sobre la subvariante.

BA.5 y BA.4, ambas subvariantes de la variante Ómicron que barrió el mundo durante el invierno, son las versiones más capaces del virus hasta ahora para evadir la inmunidad de infecciones y vacunas anteriores. Ambas variantes tienen mutaciones en sus proteínas de punta que son lo suficientemente diferentes de las versiones anteriores del virus como para esquivar algunos anticuerpos.

Las oleadas de infección, y la subsiguiente inmunidad que las acompaña, varían de un país a otro y hacen que las comparaciones sean imperfectas. Las tasas de vacunación también varían. Pero en lugares donde BA.4 y BA.5 han sido dominantes durante semanas o meses, las subvariantes han provocado aumentos en los casos y hospitalizaciones, a pesar de cierta inmunidad de la población de oleadas anteriores.

El CDC dice que hasta el momento no hay evidencia de que BA.4 o BA.5 sean inherentemente más graves que otras subvariantes de Ómicron, pero cuando más personas se infecten, la cantidad de personas hospitalizadas a causa del virus también puede aumentar.

La infección previa con otra forma de la variante Ómicron confiere cierto grado de inmunidad, dijo el doctor Topol, y eso puede explicar por qué los casos aún no han despegado con fuerza en los Estados Unidos. “Pero no es nada parecido a lo que esperaríamos”, dijo. Las subvariantes de Ómicron parecen representar una desviación de las oleadas anteriores del virus, cuando era más probable que la infección previa protegiera contra la reinfección.

En Portugal, donde las tasas de vacunación son más altas que en los Estados Unidos, los casos aumentaron considerablemente después de que BA.5 se volvió dominante en mayo, y las hospitalizaciones se acercaron a su pico anterior de Ómicron.

Antes de que BA.4 y BA.5 se hicieran dominantes en Sudáfrica en abril, las investigaciones sugirieron que el 98 por ciento de la población tenía algunos anticuerpos de la vacunación o de una infección previa o ambas.

Incluso con esos anticuerpos protectores, muchas personas en el país aún se infectaron con BA.4 y BA.5, y las subvariantes causaron un pequeño aumento de casos, hospitalizaciones y muertes.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search