Estados Unidos

¿Qué pasaría si Trump no puede seguir gobernando?

La Constitución dice que el vicepresidente es el siguiente en la línea de la sucesión si el presidente muere o ya no puede servir

Associated Press

The New York Times

viernes, 02 octubre 2020 | 20:45

Washington.- La prueba positiva de coronavirus del presidente Trump ha generado la posibilidad, aunque remota, que pudiera quedar incapacitado o pudiera morir si sus síntomas empeoran.

Aunque ese resultado sigue siendo altamente improbable, pocos en Washington estuvieran dispuestos a discutir eso este viernes, mientras Trump fue trasladado al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed para recibir tratamiento, desde hace tiempo, la Constitución y el Congreso establecieron un plan para asegurarse que la nación quede protegida de sus adversarios y conflicto interno si el presidente electo no puede seguir en funciones.

La Constitución deja en claro que el vicepresidente es el primero en la línea de la sucesión si el presidente pudiera morir durante su mandato, y puede hacerse cargo y llevar a cabo las tareas de la presidencia si el comandante en jefe queda incapacitado para hacerlo. El vicepresidente Mike Pence de 61 años, dio negativo este viernes para el coronavirus.

Otras situaciones son más complicadas y están envueltas en una nube de desacuerdos legales sobre lo que se debe hacer si un presidente no puede ejercer sus deberes pero se rehúsa a darlos a conocer, o si gana la elección pero no puede ejercer su puesto, o en caso de que el presidente y vicepresidente quedan incapacitados.

La Constitución permite que el Congreso decida qué debería pasar si el vicepresidente también muere o no puede realizar su trabajo, y varias leyes han sido promulgadas para resolver esas contingencias.

El Decreto de Sucesión Presidencial que fue promulgada en 1947 establece que la presidenta de la Cámara, es la siguiente en la línea de sucesión, seguida del presidente provisional del Senado y los miembros del gabinete, empezando con el secretario de Estado.

Nancy Pelosi de 80 años, dijo este viernes que dio negativo a la prueba del virus y confía en que se podrían implementar los planes correctos si es necesario.