Estados Unidos

¿Qué grupos siguen muriendo de Covid en Estados Unidos?

A medida que la nación vuelve a abrir y se levantan las restricciones, el virus sigue matando a cientos de personas a diario

Associated Press / Los compradores usan máscaras en medio de la pandemia de Covid-19 en The Promenade 2021 en Santa Mónica Los compradores usan máscaras en medio de la pandemia de Covid-19 en The Promenade el miércoles 9 de junio de 2021 en Santa Mónica

The New York Times

jueves, 10 junio 2021 | 12:31

Nueva York— Las muertes por Covid-19 han caído un 90 por ciento en Estados Unidos desde su pico más alto en enero, según datos provisionales del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Sin embargo, a medida que la nación vuelve a abrir y se levantan las restricciones, el virus sigue matando a cientos de personas a diario. A finales de mayo, todavía había casi 2 mil 500 muertes semanales atribuidas al Covid-19.

Más de la mitad de la población de Estados Unidos ha recibido al menos una dosis de la vacuna Covid-19, y es la población restante no vacunada la que está provocando las muertes persistentes, dicen los expertos.

Después de que se autorizaron las primeras vacunas para uso de emergencia en diciembre, con prioridad dada a las poblaciones de personas mayores antes que a los grupos más jóvenes, la proporción de personas que murieron que tenían 75 años o más comenzó a disminuir de inmediato.

A su vez, las poblaciones más jóvenes comenzaron a representar porcentajes más altos de muertes por Covid-19 en comparación con sus porcentajes en el pico de la pandemia, una tendencia que continuó cuando la elegibilidad de la vacuna se abrió a todos los adultos. Si bien la cantidad de muertes disminuyó en todos los grupos de edad, aproximadamente la mitad de las muertes por Covid-19 ahora son de personas de 50 a 74 años, en comparación con solo un tercio en diciembre.

“Anteriormente, al comienzo de la pandemia, veíamos a personas mayores de 60 años que tenían numerosas comorbilidades”, dijo la doctora Krutika Kuppalli, experta en enfermedades infecciosas de la Universidad Médica de Carolina del Sur. "Ya no veo eso tanto". En cambio, dijo, las hospitalizaciones últimamente se han inclinado hacia "personas más jóvenes, personas que no han sido vacunadas".

Más del 80 por ciento de las personas de 65 años o más han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el Covid-19, en comparación con aproximadamente la mitad de las personas de 25 a 64 años que han recibido una dosis. Datos recopilados por el C.D.C. sobre las llamadas infecciones de avance, las que le suceden a personas vacunadas, sugieren una tasa de muerte extremadamente baja entre las personas que habían recibido una vacuna contra el Covid-19.

"Sigo pensando que, desafortunadamente, la narrativa está ahí con los jóvenes de que no pueden sufrir los eventos adversos relacionados con el Covid", dijo Kuppalli, quien agregó que los jóvenes de hecho aún pueden experimentar graves consecuencias del virus.

Aun así, los mayores de 50 años continúan representando la mayor parte de las muertes por Covid-19. Entre esa población, los estadounidenses blancos están impulsando los cambios en los patrones de muerte. En el apogeo de la pandemia, los que eran blancos y tenían 75 años o más representaron más de la mitad de todas las muertes por Covid-19. Ahora, constituyen menos de una tercera parte.