Estados Unidos

'Puede que volvamos a sorprendernos': una pandemia impredecible cobra un precio terrible

Hay casi 200 mil personas muertas por el coronavirus en Estados Unidos, y cerca de un millón de personas, en todo el mundo

The New York Times

domingo, 20 septiembre 2020 | 16:51

Estados Unidos— Es un número asombroso, casi 200 mil personas muertas por el coronavirus en Estados Unidos, y casi cinco veces más, cerca de un millón de personas, en todo el mundo.

Y la pandemia, que hizo que los casos se dispararan en muchos países y luego tuvieran una tendencia a la baja después de los cierres, ha llegado a un punto precario. ¿Países como Estados Unidos verán que el virus continuará desacelerándose en los próximos meses? ¿O se avecina una nueva oleada?

“Nadie sabe qué pasará”, dijo Catherine Troisi, epidemióloga de enfermedades infecciosas del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas, en Houston. "Este virus nos ha sorprendido en muchos frentes y es posible que nos sorprendamos de nuevo".

En Estados Unidos se han detectado menos casos nuevos de coronavirus semana tras semana desde finales de julio, luego de brotes desgarradores, primero en el noreste y luego en el sur y el oeste.

Pero en los últimos días, el recuento diario de nuevos casos en el país está aumentando nuevamente, alimentando las preocupaciones de un resurgimiento del virus a medida que las universidades y las escuelas reabren y el clima más frío empuja a la gente al interior antes de lo que, algunos epidemiólogos temen, podría ser un invierno devastador.

El número de muertos por coronavirus en Estados Unidos ahora es aproximadamente igual a la población de Akron, Ohio, o casi dos veces y media el número de miembros del servicio estadounidense que murieron en batalla en las guerras de Vietnam y Corea juntas, y alrededor de 800 personas todavía mueren a diario.

En todo el mundo, al menos 73 países están experimentando aumentos repentinos de casos recientemente detectados y las preocupaciones aumentan rápidamente.

En India, se están detectando más de 90 mil casos nuevos a diario, sumando un millón de casos desde principios de este mes y haciendo que el total de casos del país supere los cinco millones.

En Europa, después de que los cierres ayudaron a sofocar la crisis en primavera, el virus una vez más se está abriendo camino en todo el continente a medida que las personas continúan con sus vidas.

Israel, con casi 1 mil 200 muertes atribuidas al virus, impuso un segundo cierre la semana pasada, una de las pocas naciones que aún lo ha hecho.

Cuando la primera ola de infecciones se extendió por todo el mundo, los gobiernos impusieron restricciones radicales al movimiento: más de cuatro mil millones de personas estaban bajo algún tipo de orden de quedarse en casa en un momento dado. Pero la mayoría de las naciones ahora intentan desesperadamente evitar volver a recurrir a medidas tan intensas.