Estados Unidos

Protestan por vínculo entre Microsoft y el ICE

Denuncian que la empresa tiene un contrato que permite a la compañía emplear su tecnología en campañas racistas

Tomada de internet

Agencias

domingo, 15 septiembre 2019 | 16:10

Nueva York— Un total de 76 personas fueron detenidas el sábado en Nueva York durante una protesta por un contrato que mantiene Microsoft con autoridades migratorias de Estados Unidos. 

Los manifestantes argumentan que el contrato permite que la compañía emplee su tecnología en campañas racistas.

De acuerdo con medios locales, los participantes en la protesta critican a la empresa tecnológica por hacer negocios con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

La protesta, realizada frente a una de las tiendas de Microsoft en la Quinta Avenida de Manhattan, fue convocada por varias organizaciones como Close the Camps (Cierren los campamentos) y el Movimiento Cosecha, que intentaron bloquear la céntrica vía.

"Nueva York exige que Microsoft termine su contrato con ICE, al igual que otras empresas tecnológicas que se están aprovechando de nuestro sufrimiento", aseguró el Movimiento Cosecha en Twitter.

"(Microsoft) está permitiendo que ICE emplee su tecnología en campañas racistas contra los migrantes y las personas que están pidiendo asilo de manera legal", manifestó Close the Camps en un comunicado.

La manifestación obligó a Microsoft a cerrar la tienda de Nueva York.

"Siendo cómplices con las acciones (de las corporaciones) estamos siendo cómplices con el acoso de la comunidad latina y la tortura racista y el trauma que se le está infligiendo", aseguró en un comunicado Beatriz Lozano, una de las organizadoras de la protesta.

Estados Unidos inició en abril de 2018 una polémica política de "tolerancia cero" contra la migración, en la cual el Gobierno de Donald Trump separó de sus padres a cerca de tres mil menores de edad.

La medida fue finalmente suspendida a mediados de junio de ese año por las enormes críticas recibidas.

La crisis continuó en octubre de 2018, con la salida de varias caravanas de miles de centroamericanos hacia Estados Unidos, cuyas autoridades comenzaron a tomar medidas para frenar el flujo de migrantes.

Entre las medidas está una normativa para denegar el asilo a los indocumentados en la frontera sur que hayan pasado por México u otros países sin haber pedido allí esa protección.