Propuestas fiscales de demócratas reflejan cambio de ánimo del público

Varios candidatos presidenciales están proponiendo impuestos para los estadounidenses más ricos, según The Washington Post

El Diario de Juárez
domingo, 03 febrero 2019 | 13:04

Washington.- Desde el inicio, varios candidatos presidenciales demócratas están proponiendo nuevos impuestos para los estadounidenses acaudalados y están intentando mostrarse a sí mismos como los mejores posicionados para luchar contra la brecha de desigualdad del país, publicó The Washington Post.

Esto es un indicativo de lo mucho que está cambiando el Partido Demócrata y lo lejos que los candidatos están dispuestos a llegar además de acudir a la facción liberal energética del partido.

El debate sobre la riqueza --- particularmente tomando en cuenta a los billonarios que se están postulando y en un momento en que los demócratas están desafiando a un presidente cuya riqueza lo ayudó a llegar a la Casa Blanca --- es un tema dominante para el inicio de las elecciones primarias.

Entre los primeros asesores que los candidatos están consultando no son veteranos en asuntos del exterior ni expertos en políticas domésticas, sino economistas.

La senadora Elizabeth Warren de Massachusetts está proponiendo un nuevo “impuesto contra la riqueza” que podría imponer un gravamen adicional a los 75 mil hogares de Estados Unidos que tienen un patrimonio neto por encima de 50 millones de dólares.

La senadora Kamala D. Harris de California --- quien también planea dar a conocer una propuesta para incrementar los impuestos a las personas pudientes --- desea otorgar un crédito fiscal de hasta 500 dólares al mes para las familias que ganan menos de 100 mil dólares.

El senador Bernie Sanders, independiente por Vermont, quien durante su candidatura presidencial del 2016 estuvo a favor de aplicar impuestos más altos a los ricos, este jueves presentó una propuesta de ley para incrementar significativamente la cantidad que los herederos podrían pagar por las propiedades que reciban de sus parientes acaudalados.

De acuerdo a ese plan, el patrimonio de los billonarios podría ser gravado con una tasa del 77 por ciento, y también podría disminuir  ese impuesto a los que hereden 3.5 millones de dólares.

Esas propuestas reflejan un amplio cambio en el estado de ánimo del Partido Demócrata y en el país de una manera más general, debido a la reciente crisis financiera y la desconfianza en las grandes instituciones que ha impulsado un surgimiento populista en ambos partidos.

Hace unos años, los demócratas se mudaron al centro en medio de inquietudes de que se habían inclinado demasiado a la izquierda, por lo que, el poner énfasis en el aumento de impuestos era un anatema, ahora, algunos integrantes del partido se sienten felices de llamarse a sí mismos socialistas.