Estados Unidos

Promueve Trump fármaco de Regeneron como 'cura' contra el Covid-19

No hay evidencia de que el tratamiento sea la razón por la que el mandatario se recuperó del coronavirus

The New York Times

The New York Times

jueves, 08 octubre 2020 | 09:13

La farmacéutica Regeneron dijo ayer, miércoles, que había presentado una solicitud a la Administración de Alimentos y Medicamentos para la aprobación de emergencia del cóctel de anticuerpos experimentales que el presidente Trump había elogiado unas horas antes sin evidencia como una "cura" para el coronavirus.

La compañía dijo que el acceso al tratamiento sería extremadamente limitado al principio, con solo dosis suficientes para 50 mil pacientes, muy lejos de los "cientos de miles" de dosis que Trump, en un video publicado el mismo miércoles, dijo que pronto estaría disponible para los estadounidenses de forma gratuita.

En el video de cinco minutos, Trump dijo que era una "bendición de Dios" que se hubiera infectado con el coronavirus y que el cóctel Regeneron de repente lo había hecho sentir mejor. “Me sentí increíble”, dijo. "Me sentí bien de inmediato".

No hay evidencia de que el tratamiento sea la razón por la que Trump se sintiera mejor, y sus médicos han dicho que también ha tomado otros medicamentos.

Trump dio la impresión de que presionaría a la F.D.A. para aprobar el tratamiento de Regeneron, aunque se supone que los científicos de la agencia deben tomar decisiones independientes sobre las aprobaciones.

"Tengo lista la autorización de uso de emergencia y tenemos que firmarla ahora", dijo Trump.

Una portavoz de la F.D.A. se negó a comentar, diciendo que la agencia no confirma ni niega las aplicaciones del producto.

Es probable que la noticia de la solicitud de Regeneron, el mismo día en que Trump elogió efusivamente el medicamento no probado, intensifique los temores de que el presidente esté presionando a las agencias federales de salud para que tomen decisiones destinadas a beneficiarlo políticamente. En el video, Trump repitió su deseo de que se apruebe una vacuna antes de las elecciones del 3 de noviembre, aunque los mismos fabricantes de vacunas han dicho que es muy poco probable.