Estados Unidos

Prometen republicanos mantenerse firme al oponerse a la agenda de Biden

Sienten que Estados Unidos está cambiando drásticamente ante sus ojos; lo escucho dondequiera que vaya, dijo el representante Jim Banks

Associated Press / Joe Biden

Agencias

lunes, 05 abril 2021 | 12:55

Washington— Tony Benz, un aficionado de toda la vida a los ferrocarriles, se ha ofrecido como voluntario durante casi dos décadas ayudando a los pasajeros en la estación de Amtrak en el suburbio de St. Louis, de Kirkwood, Missouri, publicó The Washington Post.

Él cree que el gobierno federal tiene un papel en la financiación de la infraestructura, y fuera de la estación, la semana pasada, Benz enumeró las razones por las que el gobierno debería subsidiar los viajes en tren.

Eso, sin embargo, no significa que se sienta cómodo con la escala de gastos que los demócratas están buscando ahora. La nueva propuesta de infraestructura de 2 billones de dólares del presidente Biden no solo incluye 80 mil millones de dólares en inversión ferroviaria, sino también cientos de miles de millones más para cosas como el cuidado de ancianos y viviendas ecológicas.

Y para Benz, un independiente de tendencia republicana que se identificó a sí mismo y que votó por el presidente Donald Trump, el proyecto de ley de ayuda para la pandemia de 1.9 billones que Biden firmó el mes pasado, entregando cheques de estímulo por mil 400 dólares a Benz y a decenas de millones de otros estadounidenses, fue simplemente "sobreexorbitante".

"Necesitan ver quiénes son estas personas, quién lo obtiene y quién no, y depurarlo", dijo.

Biden y los demócratas han promocionado el apoyo de los votantes republicanos e independientes para seguir adelante con nuevas propuestas radicales, que podrían transformar la economía estadounidense y revertir una aversión nacional de décadas al aumento del gasto interno, y las primeras encuestas muestran cierta aprobación republicana de sus esfuerzos. Eso ha animado a los principales líderes del Partido Demócrata a desafiar a sus homólogos republicanos a interponerse en el camino de las políticas que, según ellos, animarán al público.

Pero cualquier ventana de cooperación parece haberse cerrado ya para los republicanos en el Congreso, y también puede estar cerrándose para los votantes republicanos. Las entrevistas con docenas de votantes en tres distritos electorales cambiantes en todo el país, revelaron que los ataques al impulso del gasto están comenzando a afianzarse, y los republicanos del Congreso dijeron que están bien posicionados para capitalizar las dudas de los votantes y recuperar su camino de regreso al poder en 2022.

"Sienten que Estados Unidos está cambiando drásticamente ante sus ojos; lo escucho dondequiera que vaya", dijo el representante Jim Banks (republicano por Indiana), presidente del conservador Comité de Estudio Republicano, que ha estado ayudando a impulsar los mensajes republicanos en contra de los planes demócratas. "Se enteran de un acuerdo de gasto de 4 billones de dólares y que no se destinará a ayudarlos, sino a transformar ideológicamente a Estados Unidos, y creo que en gran medida el pueblo estadounidense está muy ansioso por ello".

Banks dijo que los legisladores republicanos estarán "envalentonados" cuando regresen de un receso de Pascuas para oponerse a los planes demócratas, y el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell (republicano por Kentucky), llamó a la propuesta de Biden, que se espera que sea financiada con una revocación parcial del recorte de impuestos de 2017 de Trump: "la receta incorrecta para Estados Unidos" que los republicanos lucharán por revertir "en cada paso del camino".

Los demócratas permanecen imperturbables, argumentando que son los republicanos los que están malinterpretando la posición del público.

Stewart Boss, un portavoz del Comité de Campaña Senatorial Demócrata, dijo que los republicanos "se están poniendo nuevamente en el lado equivocado de los votantes que, de manera abrumadora, quieren acción y resultados en estos temas".