Presenta Trump como villanos a los socialistas

El mandatario se dijo alarmado ante llamados de adoptar el socialismo en Estados Unidos

The New York Times
jueves, 07 febrero 2019 | 13:06

Washington.- En su informe presidencial, el martes el presidente Trump presentó un nuevo tipo de villano: los socialistas.

Inmediatamente después de sus llamados a respaldar la destitución del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y de criticar las “políticas socialistas” que han sumido a ese país “en un estado de pobreza y desesperación lamentables”, pronto abordó el frente doméstico.

“Aquí en Estados Unidos, estamos alarmados ante los nuevos llamados a adoptar el socialismo en nuestro país”, dijo el Presidente, añadiendo, “esta noche, decidimos que Estados Unidos nunca será un país socialista”.

La amenaza socialista fue algo nuevo. Pero durante la campaña de reelección de Trump podría transformarse en el tipo de recurso retórico de impacto que desempeñe un papel similar al de dar en el 2016 la alarma en torno a los “extranjeros ilegales delincuentes”.

De ser así, podría brindar a Trump un arma potencialmente efectiva para confrontar a un Partido Demócrata cada vez más liberal, definiéndolo mediante ataques contra el senador Bernie Sanders y la representante Alexandria Ocasio-Cortez, quienes se describen a sí mismos como socialdemócratas, y otros miembros del partido que impulsan políticas progresistas como una tasa fiscal del 70 por ciento y “Medicare para todos”.

En otoño los asesores económicos presidenciales empezaron a sonar la alarma sobre el socialismo en un reporte de 72 páginas en el cual criticaban lo que describían como las ideas socialistas de demócratas destacados, comparándolos con las fallidas políticas económicas de los gobiernos comunistas de China, la exUnión Soviética y otros países.

La supuesta amenaza del socialismo latente —y los peligros que representa alguien como Ocasio-Cortez— se han vuelto temas favoritos de conservadores como el conductor Sean Hannity de Fox News, quien dice a sus televidentes que el socialismo de la extrema izquierda se ha apoderado del Partido Demócrata. Ahora Trump ha adoptado con firmeza dicha postura.

“Obviamente la mayoría de los estadounidenses no distinguen entre socialistas demócratas y comunistas”, dijo Michael Kazin, profesor de historia de la Universidad Georgetown que estudia a la izquierda de Estados Unidos.

No fue ninguna coincidencia el hecho de que Trump decidiera traer a colación la amenaza socialista en lo que tal vez sea la plataforma de mayor visibilidad con que cuenta un presidente para dar el primer paso en su intento por presentar a los demócratas como demasiado a la izquierda, justamente cuando están iniciando el proceso para elegir a un candidato presidencial que definirá la imagen del partido.