Estados Unidos

Prepara la NASA dos misiones a Venus

Estas misiones tienen como objetivo comprender cómo Venus se convirtió en un mundo infernal cuando tiene tantas características similares al nuestro, expuso la NASA

Associated Press / Venus

Agencia Reforma

miércoles, 02 junio 2021 | 17:58

Ciudad de México— Luego de una brecha de más de 30 años sin visitar Venus, la NASA ha seleccionado dos nuevas misiones para estudiar al vecino planetario más próximo de la Tierra.

Se trata de VERITAS y DAVINCI+, ambas enmarcadas en el programa Discovery de la agencia espacial estadounidense, y desarrolladas cada una con aproximadamente 500 millones de dólares; arriba de 9 mil 952 millones de pesos.

"Estas misiones tienen como objetivo comprender cómo Venus se convirtió en un mundo infernal cuando tiene tantas características similares al nuestro y, de hecho, puede haber sido el primer mundo habitable en el Sistema Solar, con un océano y un clima similar al de la Tierra", expuso la NASA en un comunicado.

DAVINCI+, siglas en inglés para "Investigación de Venus en atmósfera profunda de gases nobles, química e imágenes", es una cápsula que se sumergirá en la espesa y tóxica atmósfera del astro para analizar su composición y entender cómo se formó y evolucionó, así como para determinar si alguna vez hubo un océano.

Además de abonar a la comprensión de por qué la atmósfera de Venus es un invernadero fuera de control en comparación con la terrestre, DAVINCI+ enviará las primeras imágenes de alta resolución de las características geológicas únicas del planeta conocidas como "teselas", equiparables a los continentes de la Tierra, lo que sugiere la presencia de placas tectónicas.

Por otra parte, VERITAS, siglas en inglés de "Emisividad, Radiociencia, InSAR, Topografía y Espectroscopia de Venus", es un orbitador que cartografiará la superficie del planeta para evaluar su historia geológica y comprender por qué se desarrolló de manera tan distinta a la Tierra.

Equipado con un radar de apertura sintética, VERITAS trazará las elevaciones de la superficie de casi todo Venus para crear reconstrucciones 3D de la topografía y confirmar si procesos como la tectónica de placas y el vulcanismo todavía están activos.

"Utilizando tecnologías de vanguardia que la NASA ha desarrollado y perfeccionado durante muchos años de misiones y programas de tecnología, estamos marcando el comienzo de una nueva década de Venus para comprender cómo un planeta similar a la Tierra puede convertirse en un invernadero", expresó Thomas Zurbuchen, administrador asociado de ciencia de la NASA.

"Nuestras metas son profundas. No se trata sólo de comprender la evolución de los planetas y la habitabilidad en nuestro propio Sistema Solar, sino de extenderse más allá de estos límites a los exoplanetas, un área de investigación emocionante y emergente para la NASA".

A decir de Tom Wagner, científico del Programa Discovery de la NASA, los resultados combinados de estas misiones respecto a las nubes, volcanes y hasta el núcleo de Venus permitirán redescubrir el planeta.

Además de estas dos misiones, la NASA seleccionó un par de demostraciones de tecnología para que vuelen con ellas: el Reloj atómico del espacio profundo-2, que albergará VERITAS, y cuya señal ultraprecisa contribuirá a conseguir maniobras autónomas de naves espaciales y mejorar las observaciones científicas de radio.

Mientras que DAVINCI+ llevará consigo el espectrómetro compacto de imágenes ultravioleta a visible (CUVIS, por sus siglas en inglés), que hará mediciones de luz ultravioleta de alta resolución utilizando un nuevo instrumento basado en óptica de forma libre.

Este regreso de la NASA a Venus está previsto para realizarse entre el 2028 y el 2030.