Estados Unidos

Preocupa estrategia de Trump contra 'ciudades santuario'

El gobierno de EU desplegará fuerzas de élite de la Patrulla Fronteriza en ciudades como Nueva York y Chicago

CNN

El Diario de Juárez

lunes, 17 febrero 2020 | 13:56

Washington.- La Patrulla Fronteriza enviará equipos tácticos de élite a las “ciudades santuario” como Nueva York y Chicago para ayudar con los arrestos de inmigración. Cien agentes serán desplegados para trabajar con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), incluidos los miembros de una unidad que funciona como el equipo SWAT de la Patrulla Fronteriza, según informes de prensa, indicó CNN.

Los miembros de esta unidad portan granadas de aturdimiento y reciben entrenamiento similar a las Fuerzas Especiales, como también una certificación de francotiradores. Se espera que más agentes sean enviados a Atlanta, Boston, Houston, San Francisco y otras ciudades, según el New York Times.

La escalada de la guerra de la administración de Trump contra las ciudades santuario usando este tipo de tácticas es alarmante y sin precedentes. La medida tiene sus raíces en el miedo y tiene más potencial para dañar a las comunidades que para mantenerlas a salvo. Es una estratagema política que convierte a los agentes e inmigrantes de la Patrulla Fronteriza en peones para beneficio del presidente.

Cualquier debate sobre las “ciudades santuario” se complica por conceptos erróneos sobre ellas. No solo no existe una definición única de ciudad santuario, estas varían según la localidad, el término es engañoso. En general, las ciudades santuario son lugares que limitan la participación de las agencias locales en la aplicación de la ley federal de inmigración.

Para los inmigrantes indocumentados, tales ciudades no son un refugio de la ley. Las políticas de santuario son simplemente una forma en que algunas localidades dicen a los federales: “Ustedes hacen su trabajo (control de inmigración) y nosotros haremos el nuestro (proteger a nuestras comunidades)”.

Muchos jefes de la Policía apoyan las políticas de santuario porque les ayudan a desarrollar una confianza con las comunidades inmigrantes. Esta confianza es importante cuando la Policía necesita que las personas denuncien delitos o se presenten como testigos.

Ahora Trump está tomando represalias contra las ciudades santuario enviando a la Patrulla Fronteriza. Un vocero de Aduanas y Protección Fronteriza confirmó al New York Times que la agencia desplegará oficiales para trabajar en las ciudades “a fin de mejorar la integridad del sistema de inmigración, proteger la seguridad pública y fortalecer la seguridad de nuestro país”.

Pero enviar oficiales de la Patrulla Fronteriza para trabajar con ICE en ciudades socava nuestro sistema de inmigración. El Congreso ha ordenado que la Patrulla Fronteriza proteja nuestras fronteras, mientras que ICE maneje la aplicación de la ley en el interior del país. Esta distinción es importante, ya que los agentes fronterizos no están capacitados para operar en grandes áreas urbanas. Colocar miembros de los equipos de élite SWAT de la Patrulla Fronteriza en ciudades densamente pobladas parece una receta para el desastre.