Estados Unidos

Pone Trump en jaque la economía de EU

Exigencia de elevar estímulo a 2 mil dólares traería efectos catastróficos

Jeff Stein
The Washington Post

domingo, 27 diciembre 2020 | 06:00

Washington— El presidente Donald Trump continuó el sábado exigiendo cambios al acuerdo de estímulo de 900 mil millones de dólares que demócratas y republicanos aprobaron el 21 de diciembre, lo que aumenta las probabilidades de que el Gobierno cierre el martes y la economía sufra un impacto devastador en los últimos días de su presidencia.

“Simplemente quiero entregar a grandes personas $2,000, en lugar de los miserables $600 que están ahora en la factura”, escribió Trump en un tuit.

Su demanda de cheques de estímulo de 2 mil dólares es un rechazo directo de los cheques de 600 que el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, había propuesto y negociado personalmente con demócratas y republicanos.

Ahora, el rechazo de Trump al acuerdo ha confundido a muchos líderes del Capitolio porque pensaban que Mnuchin negoció el paquete en nombre del presidente. La posición del jefe del Tesoro con muchos legisladores ahora está hecha jirones, sólo unos días antes de que se produzca una crisis en toda regla.

La denuncia del acuerdo por parte del presidente representó una impresionante andanada pública contra su propio secretario del Tesoro, quien durante cuatro años protegió lealmente las declaraciones de impuestos del presidente, soportó repetidas diatribas presidenciales en privado y defendió incluso los comentarios más incendiarios y contradictorios de Trump.

A pesar de todo, Mnuchin había emergido con la habilidad única de caminar por la cuerda floja entre Trump y los líderes del Congreso, sirviendo como emisario en negociaciones difíciles. Todo eso terminó el martes, cuando Trump publicó un video en Twitter ridiculizando el acuerdo.

Paquete en peligro

Además de un posible cierre del Gobierno el martes, todo el paquete de ayuda de emergencia está en peligro. Los cheques de estímulo de 600 dólares que Mnuchin había prometido que se enviarían a finales de esta semana no se pueden enviar si el proyecto de ley no se convierte en ley. 

Y una variedad de otros programas de ayuda de emergencia que formaban parte del paquete, desde protecciones de alquiler hasta ayuda para pequeñas empresas, asistencia aérea y dinero para la distribución de vacunas, ahora también están congelados. 

Los líderes del Congreso han señalado que harán un último intento para evitar un cierre el lunes, pero sus opciones están disminuyendo. Si todos estos esfuerzos fracasan, la economía podría deteriorarse rápidamente durante los últimos días de Trump y Mnuchin en el cargo.

“Nos han asegurado que el presidente firmaría el proyecto de ley, y no tengo ninguna razón para creer que el secretario Mnuchin no creyera eso”, dijo a los periodistas el jueves el senador Roy Blunt, republicano por Missouri, miembro del equipo del líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell.

Mnuchin había descrito el acuerdo bipartidista como “fabuloso” un día antes de que Trump lo calificara de “vergüenza”.

“La lealtad y la asistencia al presidente Trump generalmente se recompensa con la humillación. Así es como termina para muchas personas que trabajan para él”, dijo Brian Riedl, un experto en políticas conservadoras del Manhattan Institute, un grupo de expertos de derecha. “El secretario Mnuchin se ha sentido completamente avergonzado”.

La decisión de Trump de distanciarse de Mnuchin se desarrolló muy públicamente el martes.

Desconocen si el presidente firmará

A las 12:59 p.m. tiempo de Washington (10:59 en El Paso), Mnuchin tuiteó un mensaje de felicitación a los líderes del Congreso, agradeciéndoles su voto para aprobar “un alivio económico crítico adicional para los trabajadores, las familias y las empresas estadounidenses”.

“Quiero agradecer al presidente Trump por su liderazgo”, escribió Mnuchin en un comunicado de prensa que acompaña al tuit.

Seis horas después, Trump publicó un tuit propio, calificando el proyecto de ley de “vergüenza” y exigiendo cambios radicales. No mencionó a Mnuchin, y los asistentes dicen que los dos apenas han hablado desde entonces. No está claro si Trump firmará el proyecto de ley o lo vetará.

Mnuchin fue sorprendido por el video a pesar de pasar meses como el principal negociador de Trump con el Congreso sobre el paquete de ayuda, según dos funcionarios de la administración con conocimiento del asunto.

Los funcionarios de la administración, como otros en esta historia, hablaron bajo condición de anonimato para discutir con franqueza asuntos internos. Un portavoz del Departamento del Tesoro dijo que Mnuchin estaba al tanto del video y ha estado hablando con Trump durante toda la semana, incluido el sábado.

En los días previos a la aprobación del proyecto de ley, funcionarios del Departamento del Tesoro y de la Oficina de Asuntos Legislativos de la Casa Blanca dijeron a los republicanos del Congreso que Trump firmaría el proyecto de ley, según dos personas con conocimiento del intercambio privado.

Los líderes del Congreso de ambos partidos dijeron que creían que Mnuchin estaba negociando el acuerdo en nombre de Trump, y el secretario del Tesoro informó a los legisladores que mantenía al presidente informado regularmente sobre el estado de las conversaciones.

En el video, Trump calificó la provisión de cheques de 600 dólares en el paquete de estímulo como “ridículamente baja” e instó a los legisladores a aprobar pagos de 2 mil dólares por persona en su lugar.