PUBLICIDAD

Estados Unidos

Policía elogia a civil que mató a pistolero en tiroteo de Indiana

El tirador mató a tres personas en un centro comercial, pero su ataque fue interrumpido por un transeúnte, cuyas acciones fueron calificadas de 'heroicas'

The New York Times

martes, 19 julio 2022 | 11:09

The New York Times

PUBLICIDAD

Indiana.- Un transeúnte mató a un hombre de 20 años que llevaba un rifle y una pistola con más de 100 rondas de municiones dos minutos después de que comenzara a disparar a los comensales dentro de un patio de comidas de un centro comercial en Greenwood, Indiana, dijeron las autoridades este lunes.

Para ese momento, el pistolero, identificado por la policía como Jonathan Douglas Sapirman, de 20 años, ya había matado a tres personas e hirió a otras dos. Pero el tiroteo mortal del domingo fue interrumpido por un transeúnte de 22 años que llevaba una pistola mientras iba de compras con su novia.

PUBLICIDAD

El jefe Jim Ison del Departamento de Policía de Greenwood calificó las acciones del transeúnte como “heroicas”, identificándolo como Elisjsha Dicken de Seymour, Indiana.

“Se enfrentó al pistolero desde bastante distancia con una pistola, era muy hábil en eso, muy sensato tácticamente y, mientras se movía para acercarse al sospechoso, también les indicaba a las personas que salieran detrás de él”, dijo el jefe Ison en una conferencia de prensa donde describió imágenes de video de vigilancia del tiroteo.

El forense del condado de Johnson identificó a las víctimas, todas de Indianápolis, como Víctor Gómez, de 30 años; Pedro Pineda, de 56 años, y Rosa Mirian Rivera de Pineda, de 37. Otras dos personas resultaron heridas: una mujer de 22 años hospitalizada con una herida en la pierna y una niña de 12 años herida por un fragmento de bala.

Todas las víctimas recibieron disparos de Sapirman, quien disparó 24 municiones, dijo el jefe Ison. Dicken disparó 10 municiones, matando al pistolero mientras intentaba retirarse al baño de un centro comercial donde aparentemente había pasado una hora preparándose para el ataque.

El jefe dijo que no había un motivo claro para el tiroteo.

No había indicios de que el pistolero fuera violento o inestable, dijeron sus familiares a la policía, pero recientemente había recibido un aviso de desalojo y renunció a su puesto en un almacén en mayo. El jefe Ison dijo que el pistolero había tenido encuentros previos con la policía local, incluida una pelea en la escuela.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search