PUBLICIDAD

Estados Unidos

Policía de Uvalde retrasó su intervención en tiroteo sabiendo que había lesionados

Esperaron a que llegara el equipo de protección para disminuir el riesgo de los oficiales

The New York Times

jueves, 09 junio 2022 | 18:52

The New York Times

PUBLICIDAD

Austin, Texas.— Oficiales fuertemente armados retrasaron su intervención para confrontar al responsable del tiroteo en Uvalde, Texas, durante más de una hora a pesar de que a los supervisores que estaban en el lugar de los hechos les dijeron que algunos estaban atrapados con él en dos salones de la escuela primaria y necesitaban tratamiento médico, según muestra una nueva revisión de los videos y otro material de investigación.

En lugar de eso, según muestran los documentos, esperaron a que llegara el equipo de protección para disminuir el riesgo de los oficiales.

PUBLICIDAD

El jefe de policía del distrito escolar, quien estaba liderando la respuesta al tiroteo ocurrido el 24 de mayo, pareció angustiado por el tiempo que tomó asegurar los escudos que protegerían a los oficiales cuando ingresaron y encontraron una llave para abrir las puertas del salón de clase, de acuerdo con documentos de las autoridades y un video recopilado como parte de la investigación que fue revisado por The New York Times.

El jefe, Pete Arredondo, y otros oficiales que estaban en el lugar, se dieron cuenta de que no todos los que estaban dentro de los salones de clase estaban muertos, según mostraron los documentos, incluyendo un reporte de un oficial de policía del distrito escolar, cuya esposa, que es maestra, habló con él por teléfono desde uno de los salones para decirle que habían sido baleados.

Más de una docena de los 33 niños y tres maestras que originalmente estaban en dos salones de clase permanecieron vivos durante una hora y 17 minutos desde que empezó el tiroteo dentro de los salones de clase hasta que cuatro oficiales lograron entrar, han concluido investigadores. Para ese tiempo, 60 oficiales se encontraban reunidos en el lugar.

Los investigadores han estado trabajando para determinar si algunos de los que murieron pudieron ser salvados si hubieran recibido atención médica más pronto, de acuerdo con un oficial que tiene conocimiento de esa situación.

Una maestra murió en una ambulancia. Tres niños murieron en hospitales cercanos, según los documentos.

La respuesta de la policía en Robb Elementary School está sujeta actualmente a unas investigaciones por la policía estatal de Texas y el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Este jueves se llevó a cabo una audiencia a puerta cerrada en el Capitolio estatal en Austin, en donde estuvo presente el director de la policía estatal, Steven McCraw.

Los detalles de lo que sucedió dentro de la escuela han ido surgiendo lentamente, los aspectos de las versiones iniciales del gobernador Greg Abbott y oficiales estatales de alto rango, incluyendo a McCraw, han sido cambiados o completamente retractados.

La narrativa oficial ha cambiado desde la versión de una rápida respuesta de la policía local a un titubeo y retraso que se desvió del entrenamiento impartido desde hace dos décadas que instruye a los oficiales a confrontar rápidamente al hombre armado para salvar vidas, aún a costa de la propia.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search