PUBLICIDAD

Estados Unidos

Planta de fórmula para bebé que cerró y generó la crisis, reinicia la producción

Esto renueva la esperanza de padres de familia

The New York Times

sábado, 04 junio 2022 | 22:16

The New York Times

PUBLICIDAD

Nueva York.— Abbott Nutrition, la empresa que provocó una escasez nacional de fórmula para bebé cuando cerró una planta de producción líder en el mes de febrero debido a preocupaciones relacionadas con la contaminación, dio a conocer este sábado que el lugar reinició la producción de EleCare y otras fórmulas.

El reinicio de la planta, situada en Sturgis, Michigan, que fue el resultado de un acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos, FDA por sus siglas en inglés, renovó la esperanza de que la escasez de fórmula que ha estresado a los padres de familia pueda tranquilizarlos.

PUBLICIDAD

Los índices del desabasto aumentaron a un 74 por ciento en las tiendas de todo el país hasta la semana que concluyó el 28 de mayo, de acuerdo con Datasembly, que le da seguimiento a la información de las tiendas al detalle.

La crisis, que ha ido aumentando durante meses y se deriva de problemas en el suministro por la pandemia, empeoró con el cierre de la planta.

En un comunicado, Abbott comentó que EleCare iba a ser puesta a la venta para los consumidores alrededor del 20 de junio y que estaban “trabajando duro” para reiniciar la producción de Similac y otras fórmulas.

En el mes de febrero, Abbott anunció que voluntariamente estaba retirando tres tipos de fórmula infantil después que cuatro bebés que eran alimentados con la fórmula manufacturada en la planta de Sturgis se enfermaron de una infección bacterial.

La FDA recibió tres quejas de consumidores acerca del Cronobacter sakazakii, una bacteria que puede causar severas infecciones que ponen en peligro la vida o la inflamación de membranas que protegen el cerebro y la espina dorsal.

Abbott comentó que no había una “evidencia concluyente” que vinculara las fórmulas de la empresa a esas enfermedades.

El doctor Robert M. Califf, comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos, le comentó a un panel de la Cámara que la planta de Sturgis tenía un techo por donde se filtra el agua, charcos de agua en el piso y fisuras en el equipo de producción que permitieron que la bacteria entrara y persistiera.

En un comunicado de este sábado, la FDA dijo que tenía investigadores en la planta de Sturgis durante varios días para observar las mejoras que se hicieron en el piso, techo y equipo. Abbott reportó que las instalaciones dieron negativo para Cronobacter, dijo la agencia.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search